Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un grupo de médicos internos residentes (MIR) posa durante su jornada laboral / EP

El sindicato Metges de Catalunya mantiene la huelga de los médicos residentes

La organización tacha de "insignificante" las propuestas planteadas por el Institut Català de la Salut y las patronales

3 min

Los médicos internos residentes (MIR) de hospitales y centros de atención primaria de la red pública y concertada mantienen la huelga anunciada del 21 al 23 de septiembre para protestar contra su precariedad.

Desde Metges de Catalunya han tachado de "insignificante" la propuesta del Institut Català de la Salut (ICS) y las patronales de la red sanitaria concertada para evitar la protesta tras la reunión mantenida este viernes entre las partes, que ha acabado sin acuerdo.

Indignados con la respuesta

Metges de Catalunya considera que las propuestas son "insuficientes, inconcretas y no dan respuesta a las demandas principales que han dado lugar a la convocatoria de la huelga", ha explicado en un comunicado.

Respecto a los servicios mínimos durante la huelga, la Conselleria de Trabajo de la Generalitat ha indicado la necesidad de garantizar el normal funcionamiento de los servicios de urgencias, así como para los CAP CUAP, y no fija porcentajes de personal residente mínimo para el resto de servicios. 

Las medidas propuestas

El sindicato ha criticado que la propuesta no incluye "explícitamente ninguna de las reivindicaciones en materia formativa", pero sí han celebrado las ofertas de incrementar un 5% la retribución base en un periodo de dos años --actualmente ronda los 1.000 euros mensuales--, controlar el cumplimiento de jornadas y descansos establecidos por ley y crear una comisión de seguimiento de los programas de formación sanitaria.

"Creemos que es lógico que una parte de nuestra jornada laboral se dedique a formarnos. No deberíamos ser imprescindibles, pero actualmente estas condiciones no se dan", ha criticado Alex Mayer, residente del Hospital Parc Taulí de Sabadell.

La reivindicación de los MIR

Otro de sus reclamos es acabar con el exceso de guardias. Si lo mínimo son "entre cuatro y cinco al mes", algunos han llegado a realizar hasta 10. Es decir, "en vez de tener jornadas semanales de 37 horas, hemos llegado a hacer 60 o incluso 90", ha denunciado el residente.

Respecto al salario, aún conscientes de que todavía son personal en formación, reclaman mejoras. "Somos mileuristas, cobramos 15.000 o 16.000 euros anuales y pensamos que no se corresponde ni con nuestro nivel formativo, ni de responsabilidad", ha detallado Mayer.