Menú Buscar
Pacientes esperan cama en el pasillo de un hospital catalán / CG

Los médicos catalanes ven insuficiente el presupuesto de Salud para 2017

El Consejo de colegios y el sindicato mayoritario exigen más recursos para paliar la situación de las urgencias en Cataluña

19.01.2017 17:40 h.
3 min

Los médicos de Cataluña ven insuficiente el presupuesto de la Consejería de Salud para 2017. Los organismos profesionales del territorio han exigido el jueves a la Consejería de Salud más recursos para atajar la "saturación y, ocasionalmente, colapso" que sufren los centros de enfermos agudos.  Han descartado que el tapón de pacientes en varios hospitales se deba sólo a la epidemia de gripe, y han apuntado a factores como la infrafinanciación, déficits estructurales y la escasa adaptación a los cambios demográficos.

En un comunicado conjunto, el Consejo de Colegios de Médicos de Cataluña (CCMC) y el sindicato Metges de Catalunya (MC) han constatado que "el problema [del colapso] viene de lejos, nuestro sistemas de urgencias hace años que trabaja al límite".

En el apartado de causas, los firmantes del texto han apuntado en tres direcciones: infrafinanciación histórica de la sanidad pública catalana --con 8.800 millones de euros perdidos en los últimos seis años--, las insuficiencias del sistema, paliadas "por los esfuerzos de los profesionales" y un modelo asistencial que "no se ha adaptado a los cambios de los últimos años".

Presupuestos insuficientes

En el capítulo presupuestario, el CCMC y el sindicato han subrayado que las cuentas de la Consejería del ramo para 2017, que totalizan 8.876,1 millones de euros, quedan lejos del gasto por habitante en el resto de España y de la Unión Europea.

De hecho, colegios y la agrupación de galenos recuerdan que las cuentas repartirían, de media, 1.186 euros por habitante, lejos de los 1.297,5 euros por ciudadano que dejaban las cuentas de 2010, antes de los grandes recortes en salud, acometidos por la antigua CiU.

Soluciones

En cuanto a soluciones, los firmantes aportan dos ideas. Por un lado, la Consejería debería reforzar los servicios sociales y comunitarios que evitarían la hospitalización de los enfermos. En estos momentos, estas estructuras presentan un carácter de "debilidad".

Por el otro, los médicos piden dotar a la atención primaria de más recursos "para que pueda tener más capacidad resolutiva".