Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Los Mossos investigan la muerte de Yaiza / EP

La madre que asfixió a Yaiza: "Vas a llorar la muerte de tu hija"

La progenitora acusa al padre de la menor de 4 años de ser "el culpable de todo esto"

3 min

La investigación sobre la muerte de Yaiza, una niña de 4 años, sigue abierta y las últimas noticias revelan el contenido de las cinco cartas que dejó la supuesta asesina, su madre.

Cristina Rivas, de 35 años, tenía todo planeado para acabar con la vida de su hija. Primero, le dio un ansiolítico y, cuando hizo efecto, la asfixió con una bolsa de plástico hasta quitarle la vida.

Una visa y cuatro cartas

Además de matar a la menor, dejó una caja blanca sobre la cómoda de la habitación de casa de sus padres donde durmió durante los últimos meses. En la tapa escribió: “Dinero para mi madre”.

Dentro había una carta, tres sobres verdes y uno blanco. La primera daba instrucciones sobre el resto de material que había allí, un colgante y una visa. “Saca el dinero que queda”, se lee, y adjuntó el pin de la tarjeta.

A su abuela y su expareja

El resto de cartas en el interior de los sobres verdes eran breves también. Una de ellos volvía a ser para su progenitora: “Espero que puedas perdonarme. Te queremos”, decía. La otra era para su abuela: “La quiero mucho. Lo siento yaya”. A ella le daba explicaciones de por qué decidió matar a su hija: “Quiero que pague por ello. Por todo el sufrimiento que yo he pasado, no se la voy a dejar”.

El mensaje hacía referencia a su expareja y padre de Yaiza, Sergio, a quien le dejó el último sobre con el escrito “El culpable de todo esto. Gracias”. Dentro le acusaba de ser el responsable: “Has hecho que me quite la vida, pero vas a llorar la muerte de tu hija. La última palabra la tienes tú. Decide si la entierras o la incineras”. El sobre blanco contenía los papeles del coche que había pasado la ITV.

Declaración

Tras escribir y dejar todo en el sitio indicado, se tomó varias pastillas, se tumbó junto al cuerpo de su hija a la que había asfixiado y esperó a que la sobredosis de medicamentos hiciera su efecto. No fue suficiente.

Su madre llegó al domicilio y avisó a urgencias, que encontraron el cuerpo sin vida de la menor, pero salvaron a Cristina, quien ya ha declarado desde el hospital, donde se recupera.