Menú Buscar
Efectivos de Mossos durante el desalojo de los okupas en la calle de Hortes, Poble Sec / MOSSOS

Ladrones multirreincidentes y menores de edad: los okupas de pisos turísticos en Poble Sec

Mossos d'Esquadra identifican a 22 personas, nueve de las cuales acumulan 37 antecedentes por robos violentos y otros delitos

3 min

El desalojo de pisos turísticos okupados en Poble Sec este miércoles se ha saldado con la identificación de 22 personas, tres de ellas menores. Mossos d'Esquadra han expulsado a los allanadores de varias viviendas de la calle Hortes en el barcelonés distrito de Sants, entre los que se encontraban nueve ladrones multirreincidentes que acumulan 37 antecedentes por robos violentos en domicilios. 

El resto ha manifestado a los agentes que habían sido víctimas de una estafa tras haber abonado 1.500 euros por vivir allí. Inmuebles en los que llevaban cinco meses; un periodo en el que, señala la policía, los okupas habrían cometido diversos delitos, tal y como han denunciado los vecinos. En ocasiones, utilizaban las viviendas para esconderse. 

Quejas vecinales por robos y peleas

El operativo se enmarca dentro del Pla Tremall de los Mossos para atajar la delincuencia multirreincidente en la capital catalana. Y es que, ante la "conflictividad" que habían generado los allanadores durante las últimas semanas, plataformas vecinales y de comerciantes ya habían denunciado la situación, tanto a la policía autonómica, como a la Guardia Urbana y al distrito de Sants.

Desde el cuerpo aseguran que, "desde el primer momento" se desplegaron dispositivos policiales para "minimizar problemas de seguridad" como peleas y robos. Los agentes tenían localizado el inmueble ocupado, motivo por el que realizaban patrullajes y una "fuerte presión", lo que conllevó, aseguran, que el flujo de personas que allí residían fuese "fluctuando" ante la marcha de algunos de ellos. 

Orden judicial para el desalojo

Fueron los Mossos quienes trasladaron a las autoridades judiciales los incidentes que estaban protagonizando los okupas del bloque, y que suponían "un grave riesgo para la paz social". Finalmente, el juzgado 32 de Barcelona ha autorizado el desalojo que se ha producido la mañana de este miércoles, tal y como ha avanzado El Periódico

Durante los meses en que el bloque ha estado ocupado, la policía ha registrado medio centenar de incidentes, entre peleas y robos. Uno de ellos se produjo el pasado 17 de agosto por la noche, cuando los allanadores atacaron con un cuchillo a otras dos personas, ambas heridas de gravedad por la amputación de varios dedos, cortes en los brazos y el cuello. A consecuencia del ataque uno de los agresores ya ha ingresado en prisión y sobre el restante pesa una órden de búsqueda y arresto.

Destacadas en Vida