Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
John Musetescu y la rejilla usada para agredir a los funcionarios de Brians 2 / CG

John, el triple asesino de Barcelona, agrede a cinco funcionarios de Brians

El preso, relacionado con la muerte a cuchilladas de David Caminada, un periodista del Ayuntamiento de Barcelona, ha usado como arma la rejilla del sistema de ventilación

Sara Cid / Gerard Mateo
3 min

John Musetescu Werber, el sueco acusado de matar a David Caminada --periodista del Ayuntamiento de Barcelona-- y a otras dos personas en 2020 en la capital catalana, ha atacado este domingo a cinco funcionarios del centro penitenciario Brians 2 (Sant Esteve Sesrovires), donde permanece en prisión provisional desde entonces. Se le considera un preso peligroso.

Fuentes penitenciarias confirman que Musetescu ha agredido a primera hora de esta mañana (09.25) a cinco trabajadores del centro con una rejilla de ventilación. Tres de ellos han sido trasladados a la mutua: uno, con cortes en el brazo; otro, con golpes en el antebrazo y, el último, con magulladuras en las manos. Los otros dos han sufrido contusiones, arañazos y quemaduras por rozaduras durante el forcejeo con el reo, pero no han necesitado atención médica.

Protocolo de seguridad

Las mismas voces relatan que el reo ha salido de la celda muy alterado y dando patadas en un momento en el que iba a ser trasladado a otro lugar para reparar su interfono. Cuando los funcionarios se han acercado, ha utilizado la chapa metálica de un respiradero como escudo, con la que ha producido cortes a uno de ellos.

Musetescu ha permanecido inmovilizado desde las 09.40 hasta las 12.10 y continuará, como hasta ahora, ingresado en el Departamento Especial de Régimen Cerrado (DERT), pero se le aplicará un protocolo de seguridad, por el que estará acompañado siempre por tres funcionarios y estará esposado en los traslados.

Los 60 minutos de horror en Ciutat Vella

Los hechos por los que Musetescu cumple prisión provisional como presunto autor de tres homicidios dolosos, dos robos con violencia e intimidación y delitos de lesiones y amenazas, se remontan al 23 de enero de 2020. En menos de una hora, el sueco sembró el pánico en la Ciutat Vella de Barcelona.

Los investigadores lo consideran el presunto autor de la muerte a puñaladas del periodista del Ayuntamiento de Barcelona David Caminada, pero también de la muerte de Rosa, en la calle del Arc de Sant Vicenç, y de Héctor, en un piso de la calle Portal Nou que, además, incendió.

Los Mossos d'Esquadra también lo relacionan con un intento de homicidio a un hombre en una zapatería de la calle del Bisbe y con un robo con violencia a un repartidor de Glovo en Montcada i Reixac.