Menú Buscar
Interior desestima la petición para recibir ayuda psicológica de un afectado por el 17A  / CG

Interior solo facilita atención psicológica a 48 afectados por el 17A

El ministerio deniega asistencia sanitaria a testigos del atentado por no encontrarse en la trayectoria de 500 metros de la furgoneta de Las Ramblas

02.08.2019 00:00 h.
6 min

El ministerio que dirige Fernando Grande Marlaska aplica un sistema de reconocimiento de víctimas y afectados de ataques terroristas que discrimina a los que sufren secuelas psicológicas tras el 17A, según denuncia la Unidad de Atención y Valoración de Afectados por el Terrorismo (UAVAT). Interior se escuda en la ley de reconocimiento y protección integral a las víctimas, pero la presidenta de esta asociación, Sara Bosch, asegura que se debe a una falta de voluntad por parte del Gobierno, que ha excluido al 82% --63 personas-- de los que han solicitado este tipo de ayuda. Desde el Ejecutivo indican a Crónica Global que un total de 144 personas han recibido esta atención, entre ellos las 96 reconocidas como víctimas, y los 48 restantes, como afectados.

Para denegar la asistencia psicológica, una de las resoluciones alega que la persona no se encontraba en la trayectoria de 500 metros que la furgoneta hizo por Las Ramblas y que causó 16 muertos y 137 heridos, sino en el interior de un comercio, en referencia a uno los quioscos que se encuentra en la misma calle. A pesar de la lejanía del vehículo, Bosch recuerda que muchos de ellos fueron testigos de los daños personales que éste causó y el impacto emocional que estas escenas han tenido para los allí presentes. La entidad rechaza emprender una batalla de cifras con Interior, aunque denuncian que algunos afectados, tras recibir una baja médica por las secuelas psicológicas, han tenido que abonar de su bolsillo el tratamiento, al no encontrar facultativos especializados en tratar el trauma en el sistema público de salud.

Atención psicológica a las víctimas

"Consideran que existe un parámetro de tiempo y espacio que circunscribe el atentado", en este caso, el recorrido de la furgoneta, relata la presidenta de la UAVAT. Instructores de la Dirección General de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo deniegan solicitudes de atención psicológica al considerar que no se puede establecer un nexo causal entre las lesiones y el atentado. Una unidad médica, adscrita a Interior, examina al paciente, después de que éste remita una solicitud acompañada de los pertinentes partes sanitarios. En algunos casos, se encuentran de baja laboral y con una lesión acreditada. "Si, a su criterio, concluyen que los daños no se deben al ataque, con independencia de los informes facultativos previos, se desestima la petición", explica Bosch. 

Una de las peticiones de un afectado por el 17A que ha desestimado Interior /CG

Una de las peticiones de un afectado por el 17A que ha desestimado Interior /CG

Entre los motivos de exclusión para recibir ayuda psicológica está reclamarla tiempo después del suceso, lo que contradice las características que presenta el estrés postraumático.  "Son criterios preestablecidos erróneos. En el caso de demostrar un daño físico, es evidente que una lesión se produce de manera inmediata, pero no así en lo psicológico. Así, si una persona inició el tratamiento tres meses después del 17A, consideran que ha pasado demasiado tiempo y ya no se puede establecer un criterio cronológico. Pero no existe ningún médico que no sea consciente de que este trastorno puede tardar en manifestarse", subraya la presidenta de la UAVAT. 

63 solicitudes denegadas

De los 117 solicitantes de atención psicológica tras los ataques del 17 y el 18 de agosto del 2017 en Cataluña, Interior ha respondido a 77. De éstos ha reconocido a 14 personas, 13 con heridas físicas y uno con secuelas psíquicas. A las 63 restantes les ha denegado la ayuda. 

Una imagen de archivo de Las Ramblas el día después de los atentados del 17A / EFE
Una imagen de archivo de Las Ramblas el día después de los atentados del 17A / EFE

El reclamo desde la Unidad de Atención es la revisión de los protocolos que excluyen a afectados por criterios incongruentes. "Se basan en asegurar que eran víctimas indirectas, y que no hayan reclamado asistencia inmediata", explica Bosch. "Hay muchas personas que han aguantado, que intentaron olvidar, pensando que lo superarían. Pero el esfuerzo no se valora. Uno de los afectados recibió la baja laboral tres meses después del atentado. Y la respuesta que recibió es que había pasado demasiado tiempo", critica.

Ayuda médica

La consecuencia, explican desde la UAVAT, es que muchos afectados, tras no recibir atención adecuada en el sistema público, --visitas de 20 minutos cada dos meses y sin psicólogos especializados en trauma-- han tenido que sufragar los costes del tratamiento de su bolsillo. Para evitar que esta situación de desamparo se repita, reclaman la actualización de los criterios de valoración a la realidad de la patología psicológica.

Bosch sostiene que la dureza con que se aplican los criterios empuja a pensar en un procedimiento burocrático con "absoluta falta de humanidad" y reclama voluntad política para modificar un procedimiento que excluye, al menos, a 63 personas de recibir atención psicológica tras los ataques terroristas en Barcelona y Cambrils.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información