Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Anatoli Sharí / CG

Detienen en Tarragona al opositor ucraniano Anatoli Sharí acusado de traición

La Policía Nacional arresta al periodista bloguero en virtud de una orden internacional y será puesto a disposición judicial

Sara Cid / Gerard Mateo
3 min

La Policía Nacional ha detenido en Tarragona al opositor ucraniano Anatoli Sharí en virtud de una orden internacional y será puesto a disposición judicial. De hecho, fuentes policiales han confirmado a Crónica Global que lo están trasladando a la Audiencia Nacional. Se le acusa de traición, entre otros cargos.

El Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU) ha comunicado que la detención de Sharí se produjo ayer miércoles, 4 de mayo, “gracias a la estrecha colaboración del SBU con la Oficina del fiscal general, socios internacionales y como resultado de una operación especial de varios niveles de los agentes del orden ucranianos”.

Los delitos de los que se acusa a Sharí

En palabras del SBU, esta detención es otra evidencia de que “todo traidor de Ucrania tarde o temprano recibirá un castigo merecido, es inevitable”. ¿De qué se le acusa? Según los investigadores, Sharí, bloguero, periodista y político, llevó a cabo actividades ilegales en detrimento de la seguridad nacional de Ucrania en el ámbito de la información. “Hay razones para creer que Sharí actuó en nombre de estructuras extranjeras”, añade.

Más en detalle, el servicio especial ucraniano sospecha que Sharí cometió delitos en virtud de dos artículos del Código Penal de Ucrania: el art. 111 (traición) y el 161 (violación de la igualdad de los ciudadanos según su raza, nacionalidad, creencias religiosas, discapacidad y otras causales).

Escraches y amenazas

En el mismo comunicado, el SBU precisa que Sharí fue “declarado sospechoso el año pasado”, ante las “evidencias” detectadas por “estudios de expertos, que establecieron que en las entrevistas y discursos” del opositor “hay hechos de sus actividades subversivas contra Ucrania”. El pasado 22 de febrero, fue citado para una investigación en su país de origen, pero no se presentó.

En los últimos meses, ha sido víctima de escraches y amenazas en su propia casa de Tarragona por parte de compatriotas contrarios a sus postulados. Lleva siete años en España.