Menú Buscar

Cuatro detenidos por robar en 27 domicilios de la provincia de Barcelona

Tras asaltar los pisos, los arrestados, de nacionalidad albanesa, regresaban con el botín a su guarida de la calle Perafita de la capital catalana

3 min

Los Mossos d'Esquadra han detenido a cuatro hombres albaneses, de entre 32 y 34 años, como presuntos autores de 27 robos con fuerza en domicilios de cinco municipios ubicados en las comarcas de Vallés Occidental, Baix Llobregat y Osona, en la provincia de Barcelona.

La investigación de la policía autonómica comenzó el 25 de octubre, después de que varios vecinos alertasen al servicio de emergencias 112 tras ver a un individuo con una actitud extraña en el parque comunitario de un edificio.

Identificación del sospechoso

Un agente, que se encontraba fuera de servicio, también detectó la presencia del sujeto y se acercó para identificarlo. En ese momento, el hombre empujó al policía e intentó huir, aunque lo pudo reducir hasta que una patrulla llegó al lugar y se lo llevó arrestado a comisaría.

A raíz de este incidente, los mossos averiguaron que el hombre acompañaba a otras dos personas que habían entrado a dos pisos del edificio escalando por los balcones y forzando las puertas exteriores. De esas dos viviendas, los dos ladrones se llevaron joyas, dinero y diversos objetos de valor.

Grupo criminal

Los ladrones formaban parte de un grupo criminal integrado por seis personas, especialistas en forzar la entrada a viviendas, que actuaba de forma metódica y al que se le atribuyen los robos con fuerza en 27 domicilios de Terrassa, Sant Esteve Sesrovires, Cerdanyola del Vallès, Llinars del Vallès y Tona.

De ellos, uno hacía de conductor y los otros, vestidos con ropa oscura, se escondían en la parte posterior del coche para no ser detectados por las cámaras de seguridad de carreteras y calles. Tras cometer el robo, regresaban con el botín a su domicilio, situado en la calle Perafita de la capital catalana.

Operativo policial

La División de Investigación Criminal (DIC) de los Mossos estableció el pasado 18 de diciembre un operativo que permitió detener a otros tres miembros del grupo, mientras que otros dos habrían marchado de España pocos días antes.

Los cuatro detenidos han pasado a disposición judicial y se encuentran en prisión provisional.