Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
residencia ullastrell cierra generalitat

El Govern precinta dos residencias por vulnerar derechos de ancianos

La Generalitat cierra los dos geriátricos al detectar que "no cumplen con los requisitos establecidos" para garantizar la dignidad de los mayores

2 min

El Gobierno catalán ha cerrados dos residencias de ancianos por, presuntamente, vulnerar los derechos de los mayores. La Generalitat de Cataluña ha ordenado la clausura de los dos geriátricos por "no cumplir con los requisitos establecidos" para garantizar la dignidad de las personas de edad avanzada.

Según ha informado hoy el Departamento catalán de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, se ha ordenado el cese de actividad de los centros Residencia Ullastrell, gestionada por Apaser Residencial, y Residencia Sant Adrià, gestionada por la sociedad limitada (SL) homónima. Ambas ya estaban intervenidas por Trabajo y Asuntos Sociales tras encajar una cadena de fallecimientos de residentes con Covid-19.

Derechos de los trabajadores, tampoco

La orden de cese de actividad para las dos residencias, privadas concertadas, se justifica por su deficiente atención a los residentes, sí, pero también porque "no se puede asegurar que las direcciones de los centros garanticen también los derechos de los trabajadores".

A este respecto, cabe recordar que la Residencia Ullastrell fue intervenida el 16 de abril, cuando Trabajo apeó a la gerencia del equipamiento tras denuncias de familiares. A renglón seguido, el Departamento que comanda el conseller Chakir El Homrani (ERC) incoó cinco expedientes de sanción graves y otros once leves, que acarrean multas de hasta 7.900 euros y el cierre de la instalación durante cuatro años.

Mayoría de plazas públicas

En el caso de la Residència Sant Adrià, se trata también de un equipamiento privado de 25 plazas, de las cuales 20 reciben financiación pública. La administración la rescató el 31 de marzo, en plena pandemia. Se hizo cargo de ella el polémico Consorcio de Salud y Social de Cataluña. Tras ello, el equipo de El Homrani inició dos expedientes sancionadores de carácter grave y ocho muy graves contra la anterior gestora.

Las clausuras anunciadas hoy son medidas provisionales a la espera de las resoluciones de dichos expedientes.