Menú Buscar
Una cama hospitalaria en el Hospital Josep Trueta de Girona / ICS

Salud cerrará 1.900 camas de hospital en Cataluña en verano

El mayor sindicato de enfermería denuncia un recorte encubierto del Govern en "plazas, servicios, enfermeros y fisioterapeutas" aprovechando las vacaciones

01.07.2019 11:39 h.
3 min

El Departamento catalán de Salud cerrará cerca de 1.900 camas hospitalarias en Cataluña en verano. Este hachazo a la prestación de servicios sanitarios supone un recorte encubierto en "plazas, servicios, enfermeros y fisioterapeutas", en opinión de los sindicatos.

Así lo cree Satse, que ha publicado hoy lunes su estimación del recorte de actividad en la sanidad pública en verano en la autonomía catalana. La agrupación ha denunciado que la campaña de verano conllevará el "cierre de 12.700 camas en los hospitales españoles, 1.900 de ellas en Cataluña".

"Ahorrar dinero"

El sindicato más representativo de la enfermería en Cataluña ha atribuido este hachazo a la prestación de servicios sanitarios al "afán por ahorrar dinero" de las administraciones, en este caso del Govern de la Generalitat de Cataluña, que tiene traspasadas la mayoría de competencias en salud. Cualquiera que fuera el motivo, las consecuencias para Satse están claras. "Un efecto negativo en la seguridad y salud de los ciudadanos, amén de la de enfermeros, enfermeras y fisioterapeutas", ha alertado.

El sindicato, con 61 representantes en el Instituto Catalán de Sanidad (ICS) cree que "cada año se utiliza el argumento de que la gente se va de vacaciones" para cerrar "camas y servicios". Este hecho conlleva además que "no se supla adecuadamente a enfermeros y enfermeras y fisioterapeutas en los centros, con lo que hay un número menor para atender adecuadamente a los pacientes y ciudadanos".

"Se podrían recortar las listas de espera"

El cerrojazo de camas en la sanidad pública catalana no tendría necesariamente que ser así. Satse ha enfatizado que las autoridades podrían "aprovechar el verano para reducir las listas de espera, que suman a más personas al paralizarse las consultas externas, las pruebas diagnósticas y las intervenciones quirúrgicas no urgentes".

Bajo el punto de vista del sindicato, el cuarto mayor en el sistema público catalán, esgrimir que el cierre de camas en verano "es una adecuación a la demanda es un insulto a la inteligencia". "Se trata, ni más ni menos, de ahorrarse dinero a costa de la atención sanitaria que se presta a ciudadanos y pacientes", ha apostillado.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información