Menú Buscar
Menores de fiesta en Arena Blanes, la 'niñodiscoteca' que siembra el caos en Cataluña / Arena

La 'niñodiscoteca' que siembra el caos en Cataluña

Arena Blanes, con sesiones para menores de edad, en la diana pública por una nueva batalla campal en el municipio, cuyos vecinos y ayuntamiento están desesperados

19.01.2019 00:00 h.
7 min

Es la niñodiscoteca vinculada al caos en la costa de Cataluña los fines de semana. Arena Blanes se ha colocado en la diana pública por una batalla campal en la Estación de Renfe de esta localidad de playa la madrugada del pasado domingo. En la reyerta participaron hasta 250 menores de entre 16 y 18 años: son los que acuden a las sesiones del sábado por la noche en Arena. Uno de ellos acabó detenido y un policía municipal, herido.

Preguntado por la cuestión, una portavoz del Ayuntamiento de Blanes (Mario Ros, PSC), recuerda que la macrotrifulca "es el último de muchos episodios que llevamos viviendo desde hace años". La atribuye al "público" de un determinado local de ocio nocturno de este pueblo gerundense: Arena Blanes. "Llevamos años combatiendo el incivismo y las molestias a los vecinos. El pasado año introdujimos dos limitaciones de cierre que avanzaron el fin de las sesiones de los sábados de seis de la madrugada a cuatro", ha defendido la representante. Admite sin embargo la misma fuente que, de cuatro horas hasta el primer tren de Cercanías que parte hacia Barcelona, "hay dos horas complejas". Anuncia también una reunión interna del equipo de gobierno que tratará la cuestión, sin especificar formato y fecha del encuentro.

"Batallas con extintores, coches-bar y felaciones en los portales"

Mucho más duro se muestra Gerard Romans, vecino del lugar y que no tiene reparos en vincular el vandalismo con el negocio. "Son los clientes del Arena. Vienen del área metropolitana, se montan los botellones fuera y cuando la discoteca cierra y los echa, la lían hasta que se van del pueblo", lamenta. El bloque en el que vive Romans ha instalado una puerta magnética y cámaras de seguridad. ¿Por qué? "Pues porque era un escándalo. Encontrábamos a niños, porque son menores, practicando sexo en el portal. Un día organizaron una guerra de extintores y obligaron a intervenir a la policía. Todo el bloque lleno de humo. Cristales rotos y demás. Hay prostitución, sí, prostitución organizada de menores en los portales por diez o veinte euros una felación. Y hay cola de chavales para pasar. Y coches-bar en la calle que venden cubatas ilegalmente", acusa. "Vienen a Blanes porque son tan vándalos que en los locales de otros pueblos no los dejarían entrar", agrega.

Clientes de la discoteca Arena Blanes, de fiesta / Arena

Clientes de la discoteca Arena Blanes, de fiesta / Arena

Este vecino, ¿está magnificando las cosas? "Es cierto que hemos tenido muchos problemas. Los dos barrios más afectados son Els Pins y La Plantera, que es por donde los chavales regresan del club a la Estación de Cercanías de Renfe", confirma de una forma más sosegada Rosa Riba, presidenta de la Asociación de Vecinos de Els Pins. "En mi caso, vivo en un piso con jardín comunitario. Pues bien, los sábados hemos contratado seguridad privada para evitar que los jóvenes entren a hacer botellón y otras cosas", admite. ¿Qué pide al ayuntamiento? "Ya bregamos mucho el año pasado para que se hiciera algo. Y el gobierno municipal se sacó de la manga la limitación horaria. Que es contraproducente, pues los clientes se quedan en la calle cuando cierra el local. Y ello da pie al incivismo", critica Riba. Para ella, la solución pasa por la mano dura. "No queremos la discoteca aquí. Pero esta no es una petición que se vaya a cumplir. Así que pedimos policía y agentes cívicos. Pero el alcalde no parece estar por la labor", exige.

"No a la criminalización"

Preguntado por la cuestión, Joaquim Boadas, abogado de la discoteca y secretario general de la Federación Catalana de Asociaciones de Actividades Recreativas Musicales (Fecasarm) pide "no criminalizar un negocio que era hasta ahora la segunda fuente de empleo en la localidad". Recuerda que la batalla campal del pasado fin de semana "se produjo a dos kilómetros del local, y, aunque la condenamos, no podemos responsabilizarnos de todo lo que ocurre en la calle". Agrega Boadas que Arena Blanes "tiene todos los permisos en regla" y cumple a rajatabla dos limitaciones horarias. Dos restricciones que, sin embargo, tiene recurridas. "Son un abuso porque el resto de locales nocturnos no las tienen. Y la ley las permite con carácter temporal, no de nueve meses como en este caso", lamenta.

Asegura que Arena Blanes "ha tenido que despedir a 25 empleados" desde que el ayuntamiento empezó a intervenir en la niñodiscoteca tras un estudio de conflictividad que resultó negativo. "Afloraron apenas doce incidentes en doce meses, de los cuales seis eran pérdidas de objetos y cuatro eran hurtos. ¿Es este el gran problema que causa el negocio?", se pregunta. El directivo recuerda que la boîte de noche, cuya sesión juvenil es solo los sábados, "cumple todos los permisos escrupulosamente y lleva más de veinte años abierta". Asimismo, según él, se firmó en Blanes en 2007 un plan para fomentar el civismo en el ocio nocturno. "Solo lo ha cumplido la discoteca. El consistorio no ha llevado a cabo ninguna acción". A modo de resumen, el también patrón de Fecasarm pide no "criminalizar" a miles de personas por una "minoría de incívicos" que, según él, pueden o no ser clientes de Arena.