Menú Buscar
El carrer d'En Roig cortado durante la intervención al narcopiso / CG

Alivio en el Raval tras la intervención del principal narcopiso

Tras el desmantelamiento D'En Roig, 22, el punto más caliente de venta y consumo de drogas en el barrio, los vecinos consideran que están ganando la lucha al narcotráfico

3 min

Los vecinos del Raval tienen mucho que festejar este fin de semana, y es porque el principal punto de venta y consumo de drogas —ubicado en dos pisos de la calle d’En Roig, 22— ha sido desmantelado este viernes sobre de las diez de la mañana. Unos 50 agentes se personaron en la entrada de la mediática finca (se han publicado 222 artículos relacionados con los narcopisos del Raval) y se encontraron tres narcotraficantes, siete consumidores de droga, y muchas pruebas.

“Aún quedan unos 58 narcopisos abiertos, pero es un gran avance”, asegura Carlos, vecino del barrio; y agrega que el primer impacto será no ver a los drogadictos por esa calle, lo que implica mejorar inmediatamente la calidad de vida.

Acción conjunta

Si bien los vecinos vienen denunciando hace meses la situación de la finca, al final se ha podido ver en acción a las fuerzas policiales. En un comunicado, Guardia Urbana y Mossos d’Esquadra explican que han desplegado un operativo en la mañana del viernes “que ha permitido desactivar y tapiar dos puntos de venta de sustancias estupefacientes en el Raval”.

En el escrito se detalla que han detenido a tres personas como presuntos autores de delitos contra la salud pública, que los pisos estaban habilitados para el consumo y la distribución de drogas, y se ha encontrado dosis de heroína y cocaína preparadas para la venta.

El primer gran golpe

Desde principios de este año, se han realizado 25 entradas en diferentes pisos en el barrio, y se ha detenido a 30 personas. Desde el 26 de julio, ambos cuerpos policiales han conseguido desmantelar una decena de puntos de venta en el Raval, pero sin duda éste es el que más repercusión ha tenido.

A pesar de que aún no se han acabado los problemas, los vecinos de las calles D'En Roig, Picalquers y Robadors han querido expresar su agradecimiento a través de un comunicado. “Ese trabajo conjunto —combinado con 70 noches de caceroladas, diversas gestiones vecinales, las publicaciones de diversos medios de comunicación y el apoyo de diversos grupos políticos y sociales— ha logrado concretarse en un primer gran golpe contra la proliferación de narcopisos en el barrio del Raval”.

El comunicado agradece también a las fuerzas policiales y al ayuntamiento, y concluye diciendo que el Raval “se merece una nueva historia": "Con capítulos como éste le daremos un nuevo rostro a nuestro espacio de vida cotidiana”.