Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El alcalde de Caldes de Malavella, Salvador Balliu, se encara con unos presuntos okupas empuñando un hacha / TWITTER

[VÍDEO]: El alcalde de Caldes de Malavella se encara con unos okupas con un hacha en la mano

Salvador Balliu insiste en que actuó “en defensa propia” después de que lo amenazaran con palos

3 min

El alcalde de Caldes de Malavella (Girona) y presidente del Consell Comarcal de la Selva, Salvador Balliu, se encaró con dos presuntos okupas empuñando un hacha en una vivienda de su propiedad.

Balliu (Junts per Caldes) ha explicado que se encontraba de viaje cuando se le notificó la ocupación de su finca y que lo puso en conocimiento de las autoridades para que se abriesen diligencias. Por eso, ha expresado, pensó que la policía habría tomado cartas en el asunto.

Alega que lo amenazaron

Cuando regresó de su viaje y convencido de que no se encontraría con nadie --le comunicaron que esas personas abandonarían la vivienda el domingo 17 de abril-- se presentó en su propiedad convencido de que se habrían marchado. 

Sin embargo, al llegar a la finca se llevó “la desagradable sorpresa” de que la casa seguía okupada. Según la versión de Balliu, los presuntos okupas salieron con unos palos y lo amenazaron. Por eso, decidió dirigirse al coche y coger lo primero que encontró a mano: un hacha que, según él, utiliza para sus trabajos de jardinería. 

Los okupas lo grabaron

Balliu, de Junts per Caldes, regresó a la propiedad y se enfrentó verbalmente a ellos con el hacha en la mano. Los presuntos okupas grabaron la actuación del alcalde y difundieron las imágenes por la red.

"Asustado, me fui enseguida, muy nervioso y sintiéndome muy impotente", indica Balliu, quien puntualiza que, en ningún caso, su reacción debe entenderse "como una agresión ni como una amenaza hacia los okupas, si no como respuesta de una persona que se siente indefensa en su propia casa".

Piden su dimisión

El alcalde lamenta "profundamente la situación desagradable que se ha generado, la confusión y la polémica". Pero los grupos de la oposición le han recriminado su actitud. SOM Caldes, ha tachado de "inadmisible" la actuación de Salvador Balliu y ha solicitado que dimita. Además, la formación ha confirmado que se reunirá próximamente con ERC y En Comú Podem, partidos en la oposición, para discutir "las acciones a emprender"