Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de una aula de la Agora International School de Sant Cugat, donde hay un conflicto por las cuotas / CG

El colegio Agora a los padres en rebelión: o pagan las cuotas o a la calle

La escuela, una de las mejores de España, ofrece ayudas económicas a las familias, pero avisa que no matriculará en 2021 a quien no pague este año

5 min

O pagas o te vas. Este podría ser el resumen de la respuesta de Agora International School, uno de los mejores colegios de España, al conflicto que mantiene con cerca de 380 padres, que reclaman descuentos en las tasas de escolarización por la reclusión obligada por el estado de alarma. La institución educativa privada no concertada, la mejor de España según el ránking de El Español, ofrece ayudas económicas a las familias, pero subraya que quien no pague este curso no podrá continuar el siguiente.

Es lo que se desprende del comunicado oficial enviado por Agora International School, situada en Sant Cugat del Vallès (Barcelona), a este medio. La nota pública desgrana el esfuerzo financiero realizado por el colegio para capear la crisis económica derivada de la pandemia del SARS-CoV-2. La parte mollar de su postura es, sin embargo, que "respecto a la formalización de la matrícula para el curso 2020-2021, tal y como indica el reglamento administrativo del colegio, está condicionada, como cada año, a encontrarse al corriente de pago de las cuotas del curso actual". En otras palabras: hay que pagar toda la matrícula de este ejercicio o los hijos se tendrán que marchar de la escuela el siguiente.

Congelación y descuentos

En la comunicación oficial de Agora Sant Cugat, el colegio que dirige Vicenç Gandol desgrana el esfuerzo económico que ha hecho el colegio por el impacto de la pandemia. Ha devuelto los recibos de marzo de transporte, actividades extraescolares y el comedor. Ha introducido rebajas del 60% en la enseñanza de 0 a 3 años y del 40% en los cursos de P3 a P5. Ha montado un programa de "refuerzo académico" en julio, a coste cero para las familias. Ha congelado las tarifas hasta diciembre de 2020 y ofrece un 50% de descuento para todos los alumnos con reserva de plaza de renovación para el curso 2020/2021.

Comunicado Agora Sant Cugat on Scribd

No obstante, el colegio de élite rechaza tocar las tasas de escolarización, que rondan los 790 euros al mes en bachillerato, según la gerencia, y los 900 o 1.000 euros al mes, según los padres. "Agora es un centro privado no concertado que no recibe ningún tipo de subvención y
que tiene que continuar pagando el salario de los profesores que de una manera virtual están atendiendo las necesidades educativas de los alumnos", alerta. Según la escuela, sus docentes realizan "atención directa diaria" y algunos han encajado despidos temporales (ERTE), aunque con el 100% del salario. "Las cuotas de los alumnos de abril a junio suponen el único ingreso del colegio hasta septiembre", apostilla la institución.

Cuerpo a cuerpo con los padres

Además de defenser sus medidas y advertir de su delicada situación económica, Agora International School desmiente los datos que han proporcionado las familias a este medio. Asegura que tuvo un conflicto con familias de 400 alumnos, y no con 400 familias. Rebaja la cantidad de hogares descontentos a 50, después de "la atención individual a cada familia que ha estado haciendo el colegio todos estos días". Insiste la institución educativa que el número de cuotas impagadas "no alcanzan el 10%" y recuerda que es un colegio privado no concertado, por lo que su situación no es como la del Liceo Francés de Barcelona (LFB), donde hay una revuelta de padres calcada a la suya.

En efecto, en el prestigioso campus vinculado al Ministerio francés de Exteriores en Barcelona, un número creciente de familias se niega a pagar la integridad de las cuotas del tercer trimestre por la caída de la calidad y cantidad lectiva durante la reclusión. El Liceo argumenta de que no tiene autonomía financiera y que depende de la Agencia de Enseñanza Francesa en el Exterior (AEFE), ligada al departamento citado. Asimismo, sostiene que su situación financiera no es boyante por las inversiones ejecutadas en el pasado, y que se encuentra a punto de aprobar un ERTE para su cuerpo docente.