Menú Buscar
Primeras planas

El PP se desentiende de Rajoy y se plantea huir de Génova

El 'caso Kitchen' conmociona al partido de Casado, que reniega de Mariano. La Fiscalía rechaza investigar la mayor parte de la denuncia de Calvente contra Podemos

15 min

Fuego graneado sobre el PP de Mariano. El caso Kitchen es dinamita pura para la Fiscalía, un expediente que promete hacer historia. El elenco es apabullante. Ahí están el Polla, la Pequeñita, el Gordo, la Cospe y el Barbas, entre otros. El excomisario Villarejo creía tener un don especial para poner motes. A él le llamaban Bola de Sebo, Pedazo de Carne y el Corruptelas, pero eso no quiere decir que no le respetaran. El tipo hablaba con lo más granado de la política, la judicatura y el empresariado de España, lo que muestra hasta qué punto se puede caer bajo. 

Tanta es la porquería que en el PP se plantean hasta cambiar de sede, abandonar Génova, para limpiar su imagen. Ese es el paso previo a cambiar de siglas. Que no les pase como a Convergència. El diario La Razón, antaño órgano dilecto del marianismo, da la espalda al hombre del puro y el Marca y le atribuye todas las responsabilidades en el caso. Dicen en el diario que Rajoy hablaba directamente con el número dos de Interior, Francisco Martínez.

"El PP rompe con Rajoy: 'Nada se hacía sin él'" es el titular de la crónica de Carmen Morodo, que subtitula: "El partido corta todos los lazos con el antecesor de Pablo Casado y reniega incluso de la sede de Génova porque suena a corrupción". La crónica arranca así: "Espionajes, traiciones, juego sucio. La dirección del PP refugia el discurso oficial ante el resurgir de los peores fantasmas del pasado con el caso Kitchen en la realidad de que son un nuevo equipo que no tuvo nada que ver con esa corrupción que quemó las siglas del partido y que les hizo perder millones de votos. También apuntan oficialmente contra la Fiscalía liderada por la exministra Dolores Delgado, igual que en otros tiempos el equipo de Mariano Rajoy buscó consuelo en atacar a los jueces con aquello de que había una 'causa general' contra el partido que, en aquel momento, gobernaba España".

Sigue la pieza: "Pero las revelaciones de la Operación Kitchen han reabierto el debate sobre el alcance de la 'herencia maldita' que dejó Mariano Rajoy y sobre lo que se esconde verdaderamente detrás de la figura del expresidente. Fuentes de la cúpula popular apuntan que Rajoy 'tiene que estar muy preocupado' porque se encuentra en 'una posición muy comprometida' en 'un asunto muy turbio'. 'Estamos hablando de la presunta utilización del aparato del Estado para obstruir a la Justicia y en beneficio propio'. En el partido señalan que el origen del problema nace del 'nerviosismo' del entonces presidente por controlar 'los mensajes que se había intercambiado con Bárcenas'. Tanto en la estructura actual de la dirección del partido como quienes entonces colaboraban estrechamente en el Gobierno de Mariano Rajoy sostienen que 'no se hacía nada que no tuviera el visto bueno de Rajoy', aunque las órdenes las ejecutaran otros, y 'menos un tema tan delicado como éste'. 'Las decisiones no se tomaban ni siquiera en el Ministerio del Interior, se tomaban en el Palacio de la Moncloa. Otra cosa es lo que se pueda probar penalmente'. Así habla un exministro, que conoció de primera mano cómo funcionaba el Gabinete de Rajoy y la cocina de La Moncloa".

planas razon
Portada de 'La Razón' del 9 de septiembre / KIOSKO

El asunto es canela en rama para paladares delicados y está lleno de personajes de magníficos relieves. Por ejemplo, el padre Silverio, confesor de Jorge Fernández Díaz, fontanero de la Conferencia Episcopal, expolicía y exjuez antes que fraile. En El País, traza Íñigo Domínguez el perfil del sujeto: "Las revelaciones del caso Kitchen han hecho aparecer a un personaje secundario sorprendente: un cura, Silverio Nieto, que intercambia mensajes con implicados de la trama como hombre de confianza del exministro Jorge Fernández Díaz. Nieto ha sido su confesor personal (lo que ahora niega), además de responsable de servicios jurídicos de la Conferencia Episcopal y fontanero en acusaciones a curas por abusar de menores. Y antes fue policía y juez. El día que arrestaron al comisario que era el topo de Villarejo en la Policía, el comisario Enrique García Castaño, El Gordo, estaba con un cura, Silverio Nieto, según el escrito de la Fiscalía del caso Kitchen. Él mismo declaró que era 'persona de su confianza'. Era 2018 y este sacerdote, un curioso personaje secundario de la trama, vuelve a aparecer en 2020 como intermediario en el intercambio de mensajes entre el ex número dos de Interior, Francisco Martínez, a punto de tirar de la manta, y el resto de los implicados. Porque Nieto, que desde hace siete años es descrito en los medios como confesor personal de Jorge Fernández Díaz, es alguien muy cercano al exministro del Interior, tanto como para mezclarse también en sus asuntos más delicados, según refleja el informe de Anticorrupción".

Continúa el texto: "En realidad, este cura nacido en 1947 en Almendralejo (Badajoz) es muchas otras cosas. Su biografía es peculiar: fue marino mercante, policía de la Brigada de Información franquista en los setenta, luego juez por oposición, y magistrado en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, según publicó El Confidencial. Allí fue tutor de prácticas de Carlos Lesmes, hoy presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial. Después se hizo cura a los 51 años, en 1999, y ha sido fontanero de confianza en la Conferencia Episcopal y para el Vaticano. Ha estado al frente de los servicios jurídicos civiles de los obispos españoles y es miembro del comité asesor de la comisión de Asuntos Jurídicos".

A todas estas va Rufián, que es un crack y por lo menos ha adelgazado 10 kilos este verano, y plantea la ilegalización del PP. Por el mismo precio podría reclamar la expulsión de los jesuitas. De un texto de agencias que sale en Público: "El portavoz de Esquerra Republicana (ERC) en el Congreso, Gabriel Rufián, considera que las revelaciones del denominado caso Kitchen sobre las supuestas maniobras del Ministerio del Interior del Gobierno de Mariano Rajoy para hacerse con pruebas del extesorero Luis Bárcenas 'dan para ilegalizar' al PP. ERC, Junts, PNV, Bildu, Más País-Equo, Compromís, BNG y CUP ya han iniciado conversaciones para pedir en el Congreso una comisión de investigación sobre este asunto. Y a partir de ahí, hablarán con los partidos que apoyan al Gobierno, el PSOE y Unidas Podemos, con idea de que la petición sea lo más transversal posible y pueda salir adelante".

El segundo tema de día es la financiación de Podemos. Buenas noticias para el partido morado. La Fiscalía rechaza investigar los pagos, los movimientos de dinero y la reforma de la sede, según informa Esteban Urreiztieta en El Mundo. La nota añade que el ministerio público "deja fuera la mayor parte de la denuncia de José Manuel Calvente rebajándola a simples 'rumores'". Urreiztieta explica algunos de los extremos que elude la Fiscalía, como el de los sobresueldos o la caja B del partido: "Quien fuera uno de los abogados más respetados de la formación morada, relató en su denuncia el pago de sobresueldos irregulares dentro de Podemos. Así precisó, por citar algunos ejemplos, que la gerente Rocío Val y el tesorero Daniel de Frutos se beneficiaron de 'una subida secreta y unilateral de su salario muy por encima de los tres salarios mínimos interprofesionales que establece como retribución máxima el Código Ético de Podemos'. Esta operativa se llevó a cabo mediante complementos salariales que no constan en las tablas salariales del partido. Con estos pagos se 'premiaron' los 'servicios de opacidad financiera que necesitaba la trama corrupta' del partido para operar. También revela que percibían otra gratificación mediante gastos de desplazamiento ficticios --continuos trayectos dentro de Madrid de 30 euros-- o que correspondían a servicios personales y que constituían un 'pago en especie'".

planas mundo
Portada de 'El Mundo' del 9 de septiembre de 2020 / KIOSKO

En cuanto a la caja B, la nota apunta que "Calvente sostiene que la denominada Caja de Solidaridad de Podemos fue creada en 2018 por iniciativa de Rafael Mayoral para que los cargos públicos del partido donaran una parte de su sueldo. Los fondos, en lugar de destinarse a 'donaciones a colectivos, entidades o procesos litigiosos', se utilizaron para llevar a cabo 'donaciones de forma indiscriminada y sin control legal alguno sobre supuestas entidades opacas y sin identificar'. En palabras de este abogado, funcionaba en la práctica como una caja B".

El Periódico destaca que la nueva ley de Memoria Democrática implica la suspensión del juicio a Companys. Pero no sólo eso. El texto legislativo permitirá ilegalizar la Fundación Franco. Escribe Gemma Robles: "Si no hay cambios de última hora en la agenda gubernamental será el próximo martes, 15 de septiembre, la fecha en que el Consejo de Ministros apruebe el Anteproyecto de Ley de Memoria Democrática. Una vez que resulte aprobada tras el pertinente trámite parlamentario conllevará, entre otras muchas cosas de enjundia, el otorgar 'carácter radicalmente nulo' a todas las condenas y sanciones producidas 'por razones políticas, ideológicas, de conciencia o creencia religiosa' durante la Guerra Civil o la dictadura, lo que incluye al president de la Generalitat Lluís Companys, de cuyo fusilamiento se cumplen 80 años el próximo 15 de octubre".

Sigue el texto; "Esta nueva Ley de Memoria, que derogará la aprobada en el 2007 y a cuyo borrador ha tenido acceso El Periódico, es una de las joyas legislativas que el Gobierno de coalición guardaba en su maleta de acuerdos. Servirá para ilegalizar fundaciones como la Francisco Franco o asociaciones que hagan apología de la dictadura o que, directa o indirectamente, inciten al odio o la violencia contra las víctimas de guerra o régimen franquista".

Coronavirus. Malas noticias. AstraZeneca suspende los ensayos de la vacuna de Oxford por la reacción adversa grave de uno de los voluntarios. 

Cataluña. La bronca permanente entre republicanos y posconvergentes. Ahora por ver qué hará Torra cuando confirmen su inhabilitación. De El Nacional: "JxCAT i ERC han ventilat al llarg del matí el seu estira-i-arronsa sobre la resposta a una possible inhabilitació del president, Quim Torra. El darrer a pronunciar-s'hi ha estat el portaveu d'ERC, Sergi Sabrià, que ha insistit en la necessitat d'acordar la resposta unitària davant de la decisió del Tribunal Suprem".

Continúa la pieza: "En ser interrogat sobre la proposta plantejada per la CUP per mantenir una presidència simbòlica de Torra en cas que es confirmi la inhabilitació, Sabrià ha evitat pronunciar-s'hi però ha insistit que el seu grup no vol que sigui el Suprem qui marqui l'agenda o decideixi qui ha de presidir el Govern. 'Pero tampoc volem que ningú s'aprofiti del Govern de Catalunya i la situació per fer electoralisme, per estar més ben preparat per guanyar unes eleccions. Ens sembla una irresponsabilitat. Cal pensar en el país, i menys en electoralisme i menys en el partit', ha advertit en referència a JxCAT".

Efemérides. Toni Soler lleva 15 años cobrando de TV3. Del e-notícies: "El Polònia tornarà a TV3 a partir del dijous 17 de setembre i complirà quinze anys emetent a la cadena pública el proper mes de febrer. El director de TV3 Vicent Sanchis, ha anunciat aquest dimarts la continuïtat del programa de sàtira política a la cadena, que va perillar durant l'estiu a conseqüència de la dràstica baixada d'ingressos per publicitat arran de la crisi provocada per la pandèmia de Covid-19".

9 de septiembre, santoral: Santa María de la Cabeza, Pedro Claver y Gorgonio de Roma.