Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de una manifestación de Vox / EP

Denuncia una violación por llevar una camiseta de Vox

Los Mossos d'Esquadra investigan una presunta agresión sexual a una simpatizante del partido verde en Tarragona

3 min

Una simpatizante de Vox ha denunciado una agresión sexual por llevar una camiseta del partido verde. La vecina ha alertado de una presunta violación por parte de tres hombres después de que éstos le reprocharan su pieza de ropa referente a la formación de Santi Abascal

Ha alertado de ello El Mundo, avanzando que el caso ha recalado en el juzgado de Instrucción número 4 de Reus (Tarragona), que investiga los hechos. La sala de primera instancia ha iniciado pesquisas por una presunta agresión múltiple por parte de tres hombres de origen "árabe" contra una mujer. 

Secuestrada en un párquin

Según el relato de la joven de 30 años, la supuesta agresión sexual tuvo lugar el 21 de septiembre, cuando la joven se disponía a entrar en el párquin de la biblioteca de Reus. En aquel momento, tres hombres la increparon porque llevaba una camiseta con un logo de Vox

Le dijeron que "si no se quitaba la camiseta, se la quitarían ellos". Tras ello, le habrían golpeado la cabeza e introducido a la fuerza en una furgoneta. 

Violación consumada

En el interior del vehículo habría tenido lugar la agresión sexual, que se consumó con penetración de objetos indeterminados en vagina y ano, según la víctima. Asimismo, los asaltantes, que hablaban "árabe" entre ellos, habrían manoseado a la víctima. 

Durante el lance, la víctima habría tratado de resistirse, pataleando. Fue en vano, asegura, pues se consumó el ataque sexual, durante el cual ella habría "perdido la noción del tiempo". Después, los hombres habrían liberado a la mujer, diciéndole que "mañana no te pondrás esa camiseta". 

Sin ayuda

En su declaración, la agredida aseguró que regresó a duras penas a su domicilio con la camiseta rasgada. En el trayecto, no recuerda si nadie le dijo nada, agregó. 

El juzgado tutela las pesquisas, que comandan los Mossos d'Esquadra. La víctima no es militante de Vox, sino simpatizante del partido.