Media cúpula de Vox en Cataluña, imputada

El juez abre juicio oral por presunto delito de odio contra la antigua dirección de Plataforma por Cataluña, ahora en el partido de Santi Abascal; la causa se suma a otra por revelación de secretos

Miembros de la cúpula de VOX en Cataluña, imputados / FOTOMONTAJE CG
13.04.2019 00:00 h.
10 min

Media cúpula de Vox en Cataluña, imputada. La nueva y flamante dirección del partido de Santiago Abascal en la autonomía catalana arrastra dos procesos judiciales con imputados procedentes de la antigua Plataforma per Catalunya (PxC), partido al que ha integrado. El último y más reciente se ha confirmado esta misma semana, con un auto de apertura de juicio oral por incitación al odio emitido por un juez de Reus (Tarragona).

La causa se suma a otra anterior por revelación de secretos e impacta de lleno en la estructura territorial de la formación verde, pues los antiguos cargos de PxC han permeado en Vox Cataluña y se han hecho con el control de los comités ejecutivos provinciales de Barcelona, Girona y parte de Tarragona, según fuentes internas del partido.

"Incitación al odio"

El auto con fecha de 9 de abril, al que ha tenido acceso este medio, confirma el fin de la instrucción y pide los escritos de acusaciones y defensa en la causa por supuesta "incitación al odio, hostilidad, discriminación o violencia" (artículo 510 Código Penal) número 23/2017. Este procedimiento parte de una querella criminal presentada en 2015 por ICV y Watani, Asociación Ciudadanos por al Convivencia y el Desarrollo, una denuncia a la que también ha tenido acceso este medio.

¿Qué tiene que ver con la situación actual? "Pues que la antigua cúpula de PxC, imputada por esta causa, controla la mayor parte de Vox en Cataluña", esgrimen voces internas del partido críticas con esta situación. ¿Ejemplos de imputados? Mónica Lora, concejal de PxC en Mataró (Barcelona) y futura candidata a alcaldable de Vox en esta localidad. Lora apareció esta semana con Ignacio Garriga, candidato al Congreso en Barcelona por el partido de Abascal. ¿Más nombres? Ignacio Mulleras, exconcejal de PxC en Olot (Girona) y sombra del número uno de Vox a las Cortes por Girona, Alberto Tarradas Paneque.

Otra causa por revelación de secretos

A este procedimiento judicial se le suma otro por presunta revelación de secretos que se trabaja en el juzgado de Instrucción número 2 de Vic (Barcelona) como causa compleja. En el mismo están imputados, de nuevo, Lora y Mulleras. Pero también el empresario inmobiliario David Parada Pérez, marido de la concejal Mónica Lora y uno de los nuevos hombres fuertes de Vox en Cataluña. También está citado en calidad de investigado --nueva condición de imputado tras la última reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal en 2015-- Joan Garriga Domènech, que es primo de Ignacio Garriga Vaz de Concicao, cabeza de cartel del partido verde en Cataluña en las elecciones generales que se celebrarán el próximo 28 de abril. Garriga, coordinador de Vox en Barcelona, también está imputado en la causa por presunto odio abierta en Reus. Dicho procedimiento, con el número 17/2017-T conlleva una pena máxima de hasta cinco años de cárcel si los investigados fueran hallados culpables.

Ignacio Garriga (cuyo primo está doblemente imputado) con Mónica Lora, también investigada / TWITTER

Ignacio Garriga (cuyo primo está doblemente imputado) con Mónica Lora, también investigada, en un acto de Vox / TWITTER

Pero, ¿qué papel juegan estas personas de PxC en el nuevo Vox? "Un rol central. Absolutamente. Han perpetrado un golpe de Estado y se han hecho con los mandos del partido y la confección de las listas electorales", se quejan fuentes conocedoras. Ello incluiría dejar en el ostracismo a Lola Martín San Cristóbal, presidenta provincial, "a quien han despojado de todo poder y han puesto en las listas en un lugar que no saldrá para taparle la boca". Hay más. "Controlan los comités ejecutivos provinciales de media Cataluña --el de Barcelona, donde las proyecciones otorgan representación parlamentaria--, Girona y parte de Tarragona. Han desactivado para ello a los responsables y la mayoría de vicesecretarías, como las de implantación territorial y comunicación", relatan militantes descontentas con la situación del partido.

Silencio del partido

Planteadas estas cuestiones, Vox Cataluña no ha respondido a los requerimientos informativos de este medio, al que ha acusado anteriormente de "mentir". No obstante, el partido de Abascal en Cataluña ha preferido no aportar su versión en torno a la nueva situación procesal de parte de su cúpula. Sí han respondido otras fuentes conocedoras de la situación. "Es un escenario triste, pues hablamos de un grupo de personas que arrasa por donde pasa. En el plano político, lo factual es que un nuevo grupo externo con al menos dos procesos judiciales vivos se ha hecho con el control del partido, orillando a los militantes que lo mantuvieron durante años cuando la gente pensaba que era una marca de diccionarios", lamentan. "Trataron antes de desestabilizar el PP catalán aupando a Montserrat Nebrera en 2008. Más recientemente, intentaron pegarse a la marca Tabarnia para lograr algún resultado digno en las elecciones. Hasta que encontraron a Vox, disovieron PxC en circunstancias extrañas y se subieron al partido", argumentan.

Javier Ortega Smith, secretario general de Vox visitará hoy Tarragona / EFE

Javier Ortega Smith, secretario general de Vox visitará hoy Tarragona / EFE

Ello no ha sentado bien a todo el mundo. "Vox crece demasiado rápido. Lo que ocurrirá es que cosechará un buen resultado este ciclo electoral --en las elecciones del 28 de abril y las municipales y europeas del 26 de mayo-- para sumergirse en cuitas internas después y deshacerse como un azucarillo, pues no hay base", lamentan las voces consultadas. Estos militantes critican el fichaje de políticos como David Martínez, eximpulsor de la Plataforma Cívica Contigo. "¿Qué pinta gente que lideró un proyecto federalista y proabortista en una formación como Vox? No se entiende salvo con una especulación como explicación: se aplica una política de puertas abiertas para crecer como sea", aseguran. 

"La libertad de expresión tiene límites"

También ha querido valorar el cambio de situación procesal Hilal Tarkou, abogado de la asociación Watani. "Es evidente que las 14 personas acusadas, que ya no son imputadas sino acusadas, cometieron delito de incitación al odio. Creo que hay mimbres para ello y lo argumento con el hecho de que dos recursos de los investigados ante la Audiencia Provincial no han sido estimados", ha indicado el letrado. Aporta para ello el auto de la Audiencia, que subraya que la cúpula de PxC --parcialmente traspasada a Vox en la actualidad, incluyendo a Lora, Mulleras, Parada o Garriga-- no puede ampararse en la libertad de expresión, pues "no se quiere decir [con ello] que no quepa un debate público abierto sobre la inmigración. Claro que puede haber opiniones, pero el discurso no queda exonerado de límites que vendrían en la excitación o incitación al odio de determinadas bolsas de inmigrantes".

Cualquiera que fuere la opinión de este letrado, la batalla en Vox Cataluña no es ideológica. Se libra entre el viejo y el nuevo Vox. "Y, si sigue por estos derroteros, corre riesgo de erosionar las posibilidades electorales del partido y reanimar las del PP, que es el espacio natural al que se deslizan los votos de la formación si ésta no ofrece una propuesta honesta y clara", advierten. Ponen como ejemplo el caso de la provincia de Barcelona, donde las cuitas de la formación verde estarían dejando espacio a los populares, y piden para evitarlo la intervención de Javier Ortega Smith, secretario general de la formación, que visitará hoy Tarragona.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información