Menú Buscar
El exfiscal Anticorrupción Carlos Jiménez Viallrejo (d), que ha presentado una demanda contra Raül Romeva por tildar de fascista al "bloque del 155", en una imagen de archivo de 2016 / EFE

Villarejo denuncia a Romeva

Afirma que el exconsejero de Exteriores atacó su “honorabilidad, reputación e imagen pública” al tildar a PSC, Ciudadanos y PP de fascistas en un acto de la campaña electoral

3 min

El exfiscal Anticorrupción Carlos Jiménez Viallrejo (82 años) ha presentado ante los juzgados una demanda de conciliación para exigir al exconsejero de Exteriores de la Generalitat, Raül Romeva, que se retracte de haber tildado de fascistas a Ciudadanos, PSC y PP. Apunta a que estas declaraciones podrían derivar en un delito de injurias, según el escrito judicial al que ha tenido acceso Crónica Global.

Villarejo, que cierra simbólicamente la lista del PSC para las elecciones del próximo jueves, aseguró en un acto de la campaña de ERC en Vilanova i la Geltrú (Barcelona) que el independentismo había “despertado el fascismo en España”. Argumentó que “no estaba muerto” y que si ganaba el “bloque del 155”, la expresión usada para referirse a los partidos constitucionalistas, “volveremos a la oscuridad del fascismo”.

Declaraciones de Romeva

El número tres en las listas de ERC, añadió que tanto Ciudadanos como PSC y PP habían “intervenido las instituciones democráticas de Cataluña y ha justificado la represión y la vulneración de derechos básicos”.

Romeva tilda a PP, Cs y PSC de fascistas

El 'exconseller' y número 3 de ERC, Raül Romeva, en un mitin en Vilanova i la Geltrú / EFE

Manifestó que “el invierno de la oscuridad del fascismo, que algunos veían dormido, había que despertarlo” y hizo un llamamiento a ganarlo democráticamente en las urnas” en los comicios del próximo jueves.  

Ofensa a la honorabilidad del exfiscal

En su escrito judicial, Villarejo recuerda que desarrolló su actividad profesional “como miembro del Ministro Fiscal, cívica y política, desde sus profundas convicciones democráticas, durante la dictadura y a partir del año 1978 en aplicación de los principios democráticos proclamados por la Constitución y desarrollados por el conjunto del ordenamiento jurídico”.

Mantiene que las palabras de Romeva “constituyen una ofensa a la honorabilidad, a la reputación y a la imagen pública” de su persona.

Por todo ello, exige al candidato de ERC que se “avenga a reconocer que ha proferido las citadas expresiones, hallándose dispuesto a disculparse y por ende a retractarse de las mismas”. Asimismo, demanda las costas del proceso.