Menú Buscar
Manuel Valls, concejal en el Ayuntamiento de Barcelona, y exprimer ministro francés / Lena Prieto

Valls defiende una plataforma cívica en España para un acuerdo PSOE-PP

La intención del ex primer ministro francés es facilitar la gobernabilidad, con un proyecto de centro-izquierda constitucional y la mirada en Cataluña

27.10.2019 00:41 h.
6 min

Acuerdo de gran trascendencia, por la Constitución y por el avance social y económico de España. Una petición para un pacto entre los grandes partidos constitucionalistas. Detrás de esa iniciativa está Manuel Valls, que quiere ampliar el foco de su influencia política con una plataforma cívica en España que surge tras la reflexión de diferentes intelectuales y políticos en la órbita del socialismo español. Lo que se pide es un gran acuerdo, tras las elecciones del 10 de noviembre, entre el PSOE y PP, y si es posible y se presta a ello, lo que quede de Ciudadanos, que prevé unos malos resultados.

Valls estará presente el próximo miércoles en Madrid, en la Fundación del Diario Madrid, con los miembros de la plataforma cívica, que ultima un documento para que sea firmado por escritores, periodistas, políticos y profesionales de diferentes ámbitos que apuesten por un gran acuerdo de país. Lo impulsan figuras como Francesc de Carreras o José María Múgica, el hijo del político, en las filas del PSOE, asesinado por ETA, Fernando Múgica. También apoya la iniciativa Nicolás Redondo Terreros, y el empresario Juan Claudio de Ramón, además de exdirigentes de Ciudadanos, como Toni Roldán o el economista César Molinas.

Pedro Sánchez (PSOE) y Pablo Casado (PP) en una foto de archivo / EUROPA PRESS
Pedro Sánchez (PSOE) y Pablo Casado (PP) en una foto de archivo / EUROPA PRESS

Nada de catalanismo

Pero, ¿es Manuel Valls el líder que puede vehicular ese proyecto para toda España? No, por ahora. Se trata de una “plataforma cívica” sin otra pretensión, en estos momentos, que la de influir en los grandes partidos constitucionalistas para que aproximen posiciones y sean conscientes “de los retos enormes que tenemos por delante, comenzando por la situación en Cataluña”, señala a Crónica Global uno de los miembros de la plataforma.

Para Valls, sin embargo, que estará presente, y que ha inspirado a muchos de esos integrantes, porque representa un constitucionalismo de izquierdas, con un proyecto firme que es el que desarrolló en el seno del socialismo francés, la iniciativa es una oportunidad para buscar una influencia en el conjunto de España. El actual concejal  en el Ayuntamiento de Barcelona, con su particular plataforma Barcelona pel Canvi, se ha puesto a disposición. “Quiero ser útil”, reitera a sus interlocutores, después de descartar cualquier vínculo con otros movimientos de corte catalanista como la Lliga Democràtica o Lliures, el partido que impulsa Antoni Fernández Teixidó.

El portavoz de Barcelona pel Canvi, Manuel Valls, en el acto de conmemoración del 8-O de Societat Civil Catalana / TWITTER
El portavoz de Barcelona pel Canvi, Manuel Valls, en el acto de conmemoración del 8-O de SCC / TWITTER

Como un Ciutadans pel Canvi

Lo que se mueva a partir de ahora en Madrid, con ese primer documento de la plataforma constitucionalista puede ser un precedente de otro intento, dirigido especialmente para Cataluña, en el que estará Valls. Es decir, primero influencia en las elecciones del 10 de noviembre, y, después, una plataforma cívica que influya, con contenido y una estrategia sobre las alianzas políticas, en Cataluña de cara a las próximas elecciones al Parlament que se podrían celebrar en el primer trimestre de 2020.

El entorno de Valls insiste en su objetivo: “Es un político que cree en plataformas cívicas, en proyectos más allá de los partidos y que persistirá en ello”. En España y Cataluña sólo ha habido una iniciativa de ese tipo: la protagonizó Pasqual Maragall en las elecciones catalanas de 1999, con Ciutadans pel Canvi. Ello posibilitó al exalcalde de Barcelona contar con un grupo de profesionales y de un nuevo electorado que amplió el espectro del socialismo catalán.

El catedrático de Derecho Constitucional Francesc de Carreras en una imagen de archivo / EFE
El catedrático de Derecho Constitucional Francesc de Carreras en una imagen de archivo / EFE

Gran coalición

Valls cree que puede conseguirlo, aunque deberá decidir con qué fuerza política quiere contribuir para sumar esfuerzos. En España el objetivo está claro: reforzar el constitucionalismo y conseguir lo que en otros países del entorno europeo, como Alemania, se ha normalizado, como una gran coalición entre los dos grandes partidos. Eso tiene una cara negativa para el partido minoritario de esa coalición. En el caso de Alemania, los socialdemócratas del SPD no han levantado cabeza desde su gran acuerdo con la CDU de Angela Merkel. Pero el conjunto del país sí se vio beneficiado. En eso piensa Manuel Valls, y los miembros de la plataforma cívica que verá la luz el próximo miércoles en Madrid.

Los promotores buscan ahora la firma de jóvenes profesionales, de escritores y artistas, de activistas de la sociedad civil que vean que “ha llegado el momento de los grandes acuerdos”. Y Valls quiere estar en primera fila.