Menú Buscar
[Examen a TV3] Al enemigo, ni agua

[Examen a TV3] Al enemigo, ni agua

Arrimadas recibió estopa por partida doble en la tele de la Generalitat: primero a manos de Sanchis, en la entrevista a los candidatos, y luego en el programa de humor patriótico 'Polònia'

4 min

Inés Arrimadas protagonizó el jueves la jornada de los medios de agitación y propaganda de la Generalitat. Por la mañana se sometió a un interrogatorio en can Terribas, siendo interrumpida constantemente por la Juana de Arco del prusés, y por la noche recibió estopa por partida doble en TV3. Primero, a manos de Vicent Sanchis --que se ha quitado definitivamente de encima la galbana displicente con que trató a Domènech y García Albiol, esos dos losers que no merecen que se despeine los cuatro pelos que le quedan-- y, después, en el hilarante programa de humor patriótico Polònia, donde le hicieron protagonizar (a su doble, se entiende) un sketch inspirado en los Monty Python de El sentido de la vida, en el que la candidata está en un restaurante, la atiborran desde otras mesas --ocupadas, ¡oh, gran ejemplo de humor sutil!, por gente del PSC, del PP y del Ibex 35-- y acaba explotando y salpicando a todo el mundo. Polònia cada día es más didáctico: si Rovira y Pascal discuten, otro personaje les recuerda que sus rencillas solo contribuyen al triunfo de Ciutadans. Hasta el falso Tomàs Molina cuela en su parte meteorológico referencias al 155 opresor y demás maldades de los españoles. Si esto es un programa de humor, que baje Dios y lo vea.

En los Telenotícies, ni la menor referencia al asesinato del hombre de los tirantes, no fuésemos a crear alarma social. Aparición de Oriol Pujol, que finalmente deberá ir a juicio por sus trapisondas con la ITV. Y de Toni Comín, desde Bruselas, que ahora aspira a participar en El Club de la Comedia: según él, el PSC debería cambiar sus siglas por PUS (Partit Unionista Sobretot). Tronchante, ¿eh? En la información de mítines, un nuevo personaje que se arrastra por los de ERC y la CUP a ver si lo adoptan: Albano Dante Fachin, que se resiste a irse a casa después de ser ejecutado en Podemos. Obligado por las circunstancias, ahora es más independentista que nunca y se agarra a lo que puede para no desaparecer de la escena política. Ahora que se vuelve a cantar Què volen aquesta gent, hay otra canción de Maria del Mar Bonet que le vendría muy bien a Fachin como sintonía, Jo em donaria a qui em volgués.

Como les decía, a Sanchis se le acabó la displicencia y se puso en modo convergente total para recibir a Arrimadas, a la que interrumpió constantemente para no ser menos que Terribas. La acusó de que su partido sostiene al PP y le respondieron que ERC pacta con el PDeCAT sin pedir explicaciones por el 3%. Partido de tenis a cara de perro, pero manteniendo las formas. Ya solo faltan por salir los candidatos de ERC y Junts x Catalunya: ahí se nos podrá relajar un poco el amigo Sanchis. Y, sobre todo, seguro que interrumpe menos.