Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Jesús María Barrientos, presidente del TSJC, durante la presentación de la memoria anual / CRÓNICA GLOBAL

El TSJC aparta al magistrado Barrientos del juicio a Torrent

La vista oral, prevista para el 12 de julio, queda aplazada después de que la Sala de Recusaciones haya admitido que el presidente del tribunal quedó contaminado por 'plantar' al político en un acto

4 min

La Sala de Recusaciones del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha apartado al magistrado Jesús Barrientos del juicio de Roger Torrent por entender que su imparcialidad quedó cuestionada al abandonar un acto protocolario en 2018 en protesta por las declaraciones del expresidente de la Cámara catalana sobre el procés. Tras conocer esta resolución, el Alto Tribunal ha suspendido la vista oral, que debía comenzar el 12 de julio, y señalará nueva fecha una vez se haya designado al sustituto de Barrientos, que además es presidente del TSJC.

La defensa del expresidente del Parlament y de otros antiguos miembros de la Mesa del Parlament presentaron un escrito en el TSJC en el que solicitaron la recusación de los magistrados Jesús Barrientos, Carlos Ramos y Carlos Mir, a los que atribuían falta de imparcialidad por haber formado parte de la Sala de Admisión, es decir, que ya habían tomado decisiones previas sobre el caso.

La Sala acepta que hay causa de recusación en el caso del magistrado Barrientos. Alude, en este sentido, al acto protocolario de celebración del día de Sant Raimon de Penyafort que se celebró el 23 de febrero de 2018. Ese día, Torrent, que se encontraba realizando el discurso protocolario, utilizó las expresiones “cal denunciar la existencia de presos polítics”, en relación a las personas que se encontraban en prisión provisional por referéndum del 1-O.

El 'conseller' de Empresa y Trabajo, Roger Torrent, a su llegada al TSJC para declarar por presunta desobediencia / David Zorrakino (EP)
El 'conseller' de Empresa y Trabajo, Roger Torrent, a su llegada al TSJC para declarar por presunta desobediencia / David Zorrakino (EP)

"Barrientos se levantó del lugar protocolario que ocupaba, junto con otras autoridades, pasó por delante del MH President del Parlament mientras éste proseguía con su discurso y abandonó la sala juntamente con otras personas y autoridades. Es de señalar que otras autoridades, como el Ministro de Justicia o el Delegado del Gobierno o Vocal del Consejo General del Poder Judicial se mantuvieron en sus puestos. Una vez acabó su discurso el MH President del Parlament, el Excmo. Sr. Presidente del TSJC volvió a entrar en la Sala", explica el auto.

"No fue un acto neutral"

"Es importante resaltar --precisa el escrito-- que no dudamos de la imparcialidad del Excmo. Sr. Barrientos, pero que nosotros no dudemos no significa que no existan serias y fundadas razones para que el recusante fundamentalmente, y también parte de la sociedad, puedan tenerlas. Es decir, debemos determinar si el recusante puede tener una legítima percepción de falta de imparcialidad". 

"Desde el punto de vista de un observador externo y objetivo, el hecho de que Barrientos se levantara y abandonara el lugar que ocupaba cuando el presidente del Parlament estaba pronunciando su discurso, podría considerarse como un acto de reproche hacia su persona y hacia su cargo como President del Parlament y de la Mesa, de la que era miembro el recusante y en tal condición será juzgado. No es un acto neutral, sino una manifestación en forma pública y contundente del desacuerdo con la persona que está en el uso de la palabra, su rechazo y reprobación".