Menú Buscar
Dos agentes de la Guardia Urbana vigilando una calle de Barcelona, en una imagen de archivo / CG

Estalla un conflicto laboral en el Ayuntamiento de Barcelona

Los trabajadores municipales reclaman un "convenio digno" al gobierno de Ada Colau

17.04.2018 21:43 h.
2 min

Estalla un conflicto laboral en el Ayuntamiento de Barcelona. Los representantes de los trabajadores municipales se concentrarán ante el edificio consistorial el próximo 27 de abril, coincidiendo con la celebración del pleno municipal, para reivindicar "un convenio digno".

CCOO, UGT y Sapol han informado hoy martes, 17 de abril, que el gobierno de BComú  "ha puesto sobre la mesa una propuesta económica que nada tiene que ver con nuestra realidad y la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores" de la corporación. Lo que es más, la parte social ha tildado de "ofensa" el plan municipal, habida cuenta de que el ayuntamiento "cuenta con superávit y no piensa en su plantilla". 

"Respuesta intolerable"

La movilización trisindical llegará después de que la Administración del Estado pactara con los sindicatos una subida salarial de entre el 6,1% y el 8,8% en tres años a principios de marzo. La entente también contempla la recuperación de la jornada de 35 horas en aquellas administraciones que cumplan con los objetivos de déficit fijados por el Ministerio de Hacienda.

Tras dos años de negociaciones por un convenio en el Ayuntamiento de Barcelona, la parte social trasladó a los representantes municipales el acuerdo alcanzado a nivel nacional. "Interpelamos al ayuntamiento y su respuesta fue intolerable", han indicado las tres agrupaciones.

"Ocho años de recortes"

Los empleados han recordado al equipo de Colau que soportaron "recortes de ocho años", tras las primeras medidas de ajuste presupuestario implementadas en 2010 por el Gobierno del PSOE. "En la Ciudad Condal se niegan en redondo a hablar de negociar la jornada de 35 horas y de recuperar poder adquisitivo", han lamentado.

"Esta será la primera de muchas --han continuado--, hasta que [el Ejecutivo local] no se siente a negociar un convenio digno para la plantilla. No aceptaremos que nos traten como si no fuéramos ciudadanos".