Menú Buscar
El Rey Felipe VI junto al presidente del Gobierno Pedro Sánchez (c), y el presidente de la Generalitat Quim Torra (d), durante la inauguración de los XVIII Juegos Mediterráneos / EFE

Torra pasa de abolir la monarquía a pedir una reunión con el Rey

El ‘president’ ha enviado sendas cartas a Pedro Sánchez y el monarca para “encarar el conflicto” entre “Cataluña y el Reino de España”, que ha su juicio ha empeorado tras la sentencia del 1-O

14.10.2019 15:22 h.
3 min

Quim Torra ha enviado una carta al presidente en funciones, Pedro Sánchez, y al Rey, en las que les pide una reunión urgente para solucionar el “conflicto entre Cataluña y el Reino de España”, que a su juicio, ha empeorado tras la sentencia del Tribunal Supremo sobre el referéndum del 1-O. Curiosamente, Torra apoyó una votación en el Parlament en la que se pedía la abolición de la monarquía, la reprobación del Rey por su discurso del 3-O, así como la creación de una comisión de investigación de la familia real.

Reacción de Torra tras la condena del Supremo por el  1-O / EFE

En la carta al presidente Sánchez, el dirigente independentista afirma que la sentencia condena a “personas honorables, pacíficas e indiscutiblemente demócratas” después de “dos años de una vergonzosa y cruel prisión provisional” y por “haber defendido el derecho de voto, el derecho a decidir el futuro de todo un pueblo. Con ellos se condena al pueblo de Cataluña y su derecho a la autodeterminación”. Según Torra, “la democracia española pierde con esta sentencia toda su credibilidad”.

Tras recordar que, en el 1-O de 2017, se cometió una “violencia policíaca absolutamente impropia de una democracia europea” por lo que “quien debería recibir la sentencia son los agresores de aquella jornada”, Torra solicita “una reunión urgente, tal como hice el pasado 5 de junio por carta, de la que desgraciadamente todavía espero respuesta”. Adjunta su declaración institucional.

Prácticamente en los mismos términos se expresa el presidente de la Generalitat en su carta a Felipe VI, a quien también pide una “reunión urgente” dada “la gravedad de la situación” y para “encarar el conflicto como lo hacen las democracias: hablando y dando la voz a la ciudadanía”.

Advierte, en ambos casos, de que “el conflicto entre Cataluña y el Reino de España empeora”, tras la sentencia del Supremo.