Menú Buscar
Quim Torra, presidente de la Generalitat, en el Parlament / EFE

Torra amaga con desobedecer de nuevo si es inhabilitado

El neoconvergente pretende que la presidencia de la Generalitat quede vacía tras la sentencia del Tribunal Supremo sobre su caso

5 min

Quim Torra ha lanzado un nuevo órdago ante la inminente decisión del Tribunal Supremo sobre su probable inhabilitación por desobediencia. El aún presidente de la Generalitat ha declarado lo siguiente: "He desobedecido dos veces. No creo que sea la última que lo haga", aunque no ha aclarado qué hará y poco después ha matizado estas palabras. "No digo que esté desobedeciendo una sentencia. Yo solo explico que todo lo que me parece incompatible con mi conciencia y con la defensa a ultranza de los derechos fundamentales, en mi condición de presidente, mi deber es oponerme". 

Torra ha reconocido que lo más seguro es que sea apartado de su posición pública y pretende que, si es así, nadie le sustituya. Es decir, que Cataluña se quede sin presidente. Ha defendido esta opción como fórmula de "preservar" la "dignidad" del cargo, según sus declaraciones en Els Matins de TV3. "Si se inhabilita a un president, que la dignidad de la presidencia se preserve y no se escoja ningún otro, sólo faltaría", ha comentado, "no se entendería que algún partido independentista presentara otro candidato", ha incidido en clara referencia a ERC

 

 

Torra amaga con desobedecer de nuevo si es inhabilitado / TV3

¿Quién convocaría las elecciones?

La probable inhabilitación de Torra y su rocambolesca petición de dejar desierta la presidencia catalana llega en un momento en el que la comunidad autónoma se encuentra a la espera de elecciones desde hace meses. Es de destacar que los comicios deben ser convocados por el máximo responsable de la Generalitat, por lo que la falta de esta figura los retrasaría aún más.

Ello podría beneficiar a los neoconvergentes, que se encuentran por detrás de ERC en la intención de voto, según las encuestas, y en plena batalla de siglas entre PDECat y el nuevo JxCat de Puigdemont. Sobre este tema, Torra ha lamentado que "se haya judicializado" el debate sobre cómo reordenar el espacio de JxCat, después de que el PDECat haya denunciado al nuevo partido del expresidente.

Torra oculta la fecha electoral

El todavía president catalán ha asegurado que el día de las elecciones al Parlament está decidido "desde hace meses", pero no ha desvelado la fecha concreta. Ha asegurado que la ha elegido "en función del interés del país sobre todo, y del prestigio de la institución" y ha remarcado que en ningún caso dependerá de las decisiones judiciales que afectan a políticos de Cataluña, entre el que se encuentran su doble desobediencia al colgar una pancarta por los "presos políticos" en el Palau de la Generalitat en periodo electoral. 

Preguntado por si es necesario agotar la legislatura en Cataluña, Torra ha contestado que no es una necesidad y ha insistido en que "ningún tribunal me marcará mi calendario". Sí que lo hará, sin embargo, el contenido de la próxima reunión de la mesa de diálogo, donde el president ha amagado con no asistir si no se habla de la "autodeterminación". "Iré a esta mesa si, en el orden del día, el Gobierno español acepta que vamos a hablar del derecho a autodeterminación. Por lo tanto, condiciones del referéndum, y dos, amnistía, condiciones y fecha", ha estipulado.