Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Manifestación masiva de Sociedad Civil Catalana en Barcelona el pasado 8 de octubre / EFE

Societat Civil Catalana une a Casado, Illa y Arrimadas para rehacer el constitucionalismo

La entidad reclamará en unas jornadas de debate que los tres partidos constitucionalistas busquen puntos de encuentro más allá de la discrepancia por los indultos

4 min

El constitucionalismo no puede caminar dividido. Ese es el mensaje de la entidad Societat Civil Catalana, que busca una participación por parte de los tres partidos que lo representan, y que lograron, en los años más álgidos de proceso independentista, un denominador común. Aunque aquella colaboración, que se expresó en la manifestación del 8 de octubre de 2017, se ha resquebrajado, la entidad que preside Fernando Sánchez Costa, la reclama de nuevo. Para ello reunirá a Pablo Casado, Salvador Illa e Inés Arrimadas en unas jornadas en Barcelona el 9 y 10 de julio.

Los tres dirigentes, del PP, PSC y Ciudadanos serán emplazados para generar “una mínima sintonía constitucional”, según Sánchez Costa, aunque las diferencias son grandes tras la decisión del Gobierno de Pedro Sánchez de conceder los indultos a los políticos independentistas presos.

El papel de Pablo Casado

Pero Societat Civil Catalana, que desea iniciar una nueva etapa más proclive al entendimiento y a buscar puentes entre las distintas partes que se han distanciado en los últimos años, reclama que esa colaboración “constitucionalista” se pueda imponer para superar con ciertas garantías el problema político en Cataluña.

Pablo Casado ha participado en distintos foros en Cataluña en los últimos meses, y ha mostrado su predisposición a buscar esos puentes, pero desde una posición firme, que se concreta en esa oposición a los indultos. Sin embargo, Casado ha visto cómo el empresariado catalán sí ha defendido esa decisión del presidente Sánchez, y cómo se ha generado una discusión interna en el seno de la CEOE, tras el reconocimiento de su presidente, Antonio Garamendi, de que los indultos podrían mejorar la situación.

La historia común

Sánchez Costa considera que si el constitucionalismo está dividido se volverá al mismo escenario que en 2004, con la elaboración del Estatut, provocó el conflicto posterior. “Los indultos nos dividen y nos separan, pero no son el final. Hace falta una estrategia de Estado para ganar al nacionalismo y al separatismo”, señala Sánchez Costa, que desaría recuperar el espíritu que reinó en las manifestaciones constitucionalistas de octubre de 2017.

En las jornadas de la entidad se abordará la estrategia para combatir el independentismo, pero también se discutirá sobre la economía catalana, la cultura y el papel de Cataluña en la Unión Europea, con un espacio central para diseñar cómo debe ser el futuro de la ciudad de Barcelona.

Una cuestión capital será la discusión sobre la historia entre los diferentes pueblos de España. La entidad ha organizado la mesa Historia común, futuro compartido, con el catedrático emérito de Historia de la UAB, Ricardo García Cárcel, la catedrática de Enseñanza Secundaria Elvira Roca-Barea y el historiador Roberto Fernández, moderados por la catedrática emérita de Historia de la UB María Ángeles Pérez Samper.