Menú Buscar
El director de TV3, Vicent Sanchis, y la presidenta en funciones de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales, Núria Llorach, en una comparecencia en el Parlament / EFE

La Sindicatura denuncia el descontrol laboral de TV3

El órgano fiscalizador ve irregularidades en la contratación de personal, complementos salariales y horarios y aprovecha para instar al Govern a renovar el CCMA

07.11.2018 13:13 h.
5 min

La Sindicatura de Cuentas de Cataluña ha emitido sendos informes sobre la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) correspondientes a 2016 en los que denuncia el descontrol en la contratación de personal, complementos salariales y horarios. Aprovecha este órgano fiscalizador de las administraciones catalanas para instar al Govern a proceder a la renovación de los miembros del órgano de gobierno del ente gestor de TV3 y Catalunya Ràdio, cuyo mandato está caducado.

El informe 21/2018 incluye la fiscalización de los gastos de personal de CCMA, SA, empresa pública propiedad de la CCMA y encargada de la prestación de los servicios de televisión y de comunicación audiovisual. La cifra media de trabajadores de los medios públicos catalanes en 2016 era de 2.271 personas, incluyendo personal de dirección, mandos intermedios, personal técnico y otros.

En el ejercicio 2016 se aplicaban dos convenios colectivos, uno al personal de TV3 y otro al personal de Catalunya Ràdio. "Los convenios colectivos de CCMA, SA determinan diferentes niveles salariales" y en determinados niveles "las retribuciones de los puestos de trabajo deben contar con el informe conjunto de los departamentos competentes en materia de función pública y de presupuestos". Sin embargo, en el ejercicio fiscalizado CCMA, SA "no se había solicitado este informe". La selección del personal "se hace de forma directa y, por tanto, no quedan garantizados los principios de igualdad, mérito y capacidad".

Complementos salariales

Los complementos que están definidos en los convenios colectivos de forma genérica pero sin concretar el importe "deben contar con el informe conjunto de los departamentos competentes en materia de función pública y de presupuestos", pero "no consta la existencia de este informe en los casos analizados por la Sindicatura".
Asimismo, en 2016, CCMA, SA "abonó algunos complementos salariales individuales no establecidos en el convenio colectivo. La Ley de presupuestos de 2015, prorrogados para el 2016, únicamente prevé la fijación de retribuciones mediante contrato individual cuando las condiciones de trabajo no son reguladas en el convenio colectivo". Denuncia la Sindicatura que CCMA, SA "no tiene establecido un procedimiento de control horario para su personal ni tampoco para la autorización y control de determinados permisos y ausencias".

Revisión de los convenios

Por tanto, el órgano fiscalizador insta a "hacer una revisión del convenio para incluir todos los conceptos salariales existentes, definirlos y cuantificarlos, y someter esta revisión a la aprobación de los departamentos competentes en materia de función pública y de presupuestos. Asimismo, CCMA, SA debería establecer, formalizar e implementar un procedimiento de gestión y control de la jornada laboral y de las ausencias y los permisos de todo tipo de su personal".

Por otro lado, el órgano fiscalizador ha emitido el informe 20/2018, relativo a los gastos de personal de la CCMA correspondiente a 2016, que entonces constaba de 48 trabajadores, entre miembros del Consejo de Gobierno, Comité de Dirección, el director de la Fundación La Marató y parte de los directores de área, jefes de departamento y jefes de servicio.

Mandatos caducados

"En marzo de 2015 se tenía que renovar la mitad de los miembros del Consejo de Gobierno de la CCMA y en marzo de 2018 la otra mitad. En septiembre de 2018 el Parlament no había hecho estas renovaciones. En consecuencia, en esa fecha todos los miembros de la CCMA tenían su mandato caducado", contextualiza la Sindicatura.

Añade que el sistema de retribuciones del personal directivo de la CCMA aprobado por el Consejo de Gobierno el 10 de febrero de 2016 "prevé un cómputo de la antigüedad que no se ajusta a la normativa aplicable". La CCMA "no tiene establecido un procedimiento de control horario para su personal ni tampoco para la autorización y control de determinados permisos y ausencias".

Por todo ello, la Sindicatura insta al Parlament "a respetar los plazos en la renovación" del ente gestor, al que aconseja "establecer, formalizar e implementar un procedimiento de gestión y control de la jornada laboral y de las ausencias y los permisos de todo tipo de su personal"