Menú Buscar
La Agrupación Cultural Saudade de Barcelona y un CDR asediando el centro durante la visita de Albert Rivera en octubre de 2019 / FOTOMONTAJE CG

El centro gallego acosado por 'indepes' en Barcelona: "No podemos más"

La Agrupación Cultural Saudade ha sufrido cuatro ataques nacionalistas en un mes y ha perdido clientes en su restaurante: "Tendremos que poner cámaras de vigilancia"

7 min

Habla el centro cultural acosado por el independentismo en Barcelona. La Agrupación Cultural Saudade se pronuncia después de sufrir el cuarto acto vandálico en un mes, en esta ocasión una agresión con pintura roja y amarilla y grafitis amenazantes en la fachada, que recordaban que "era el cuarto aviso" para que se marchen del barrio. "Somos 450 socios, estamos arraigados y generamos siete puestos de trabajo: tendremos que poner cámaras de vigilancia", han alertado desde la institución cultural.

Eduardo Méndez, presidente de la entidad, ha lamentado en conversación con este medio que "sea el cuarto o quinto ataque impune" al grupo cultural. "Nos sentimos señalados, sí, nos sentimos acosados, también. Nosotros somos una asociación apolítica con 450 socios de todas las tendencias e ideologías", ha agregado el vecino. Méndez ha subrayado que Saudade ha denunciado los ataques amenazantes a los Mossos d'Esquadra, pero que éstos "las archivan a las 72 horas, porque no están dirigidas contra nadie". Según él, "no es que nos sintamos abandonados, es que ya no sabemos qué hacer: somos una entidad totalmente abierta al barrio".

El restaurante ha perdido clientes

A este respecto, el activista cultural ha enfatizado que la Agrupación Cultural Saudade lleva "más de 30 años en Horta-Guinardó", concretamente en el local de la calle Chapí, donde se encuentran ahora. "Desde aquí hemos participado en todo lo que hemos podido: la coordinadora de entidades de Horta; la cabalgata de los Reyes Magos o hemos acogido el Casal de gente mayor durante cuatro años hasta que se construyó el nuevo", ha recordado Méndez. Según él, están "perfectamente enraizados en el barrio". "Pensaba que nos quería todo el mundo, pero se ve que una minoría no". ¿Qué les diría a estas personas? "Que Saudade está abierto a todo el mundo, de todas las ideologías, dentro de unos límites, claro".

centro gallego saudade barcelona
Imagen del último ataque a la Agrupación Cultural Gallega Saudade de Barcelona / CG

Un poco menos optimista es Aquilino, propietario del restaurante que se encuentra en el interior de la Agrupación Cultural. "Es insoportable. Llevamos cuatro o cinco agresiones en un mes. No podemos más, porque además de las pintadas y grafitis amenazantes, la gente que pasa por delante se ríe de nosotros, hacen fotos y selfis y demás". El restaurador subraya que "ellos son víctimas directas" del acoso independentista, pese a que jamás han participado en un acto político. "Aquí come todo el mundo. Si viene uno del PP, comerá. Si viene Quim Torra, también. Somos apolíticos, y no entendemos por qué nos señalan", ha lamentado. Aquilino lanza una alerta sobre el futuro del negocio. "Hemos perdido clientes independentistas porque creen que aquí somos fachas. Y piensa que siete familias dependen de este comercio".

"La libertad de expresión, ¿solo para ellos?"

Otros miembros de la junta de Saudade han sido igual de duros. "Hablo solo en mi nombre, porque soy solo la tesorera de la Agrupación, pero una duda me asalta. Algunos de los que hablan tanto de libertad de expresión, ¿se la aplican solo para ellos?", se ha preguntado en conversación telefónica con Crónica Global. Según la misma fuente, los ataques independentistas empezaron tras el acto de Ciudadanos en el local de la entidad el 16 de octubre de 2019, en plena precampaña electoral de las elecciones generales del 10 de noviembre. "Aquí puede venir todo el mundo. El evento de Cs fue privado para ellos, la entrada era con credencial. Que estuvieran aquí no significa nada. En esta asociación todo el mundo es bienvenido", ha recordado. En efecto, el presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, participó en un mitin del PP en Saudade en diciembre de 2017. Es solo uno de los muchos actos, la mayoría no políticos, que ha acogido el centro.

No obstante, el calvario de la Agrupación Cultural Saudade empezó tras la accidentada visita de Cs con su candidato, Albert Rivera, en octubre del año pasado. El acto político privado terminó con un asedio físico al centro por parte de Arran y otros grupos independentistas. Los radicales llegaron a atacar el coche del también expresidente de Ciudadanos, obligando a los Mossos d'Esquadra a realizar cargas policiales. Detuvieron a tres activistas. Ahora, los indepes se cobran su fría venganza contra un centro cultural icónico en la ciudad. ¿Quién son los agresores? "Chavales. No tienen más de 17 o 18 años. Y van encapuchados", ha apostillado Eduardo Méndez, presidente de la entidad.