Menú Buscar
El presidente del Gobierno, y del Partido Popular , Mariano Rajoy (i) junto a la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal (d) y el presidente de los populares catalanes, Xavier García Albiol (c) al inicio de la la Junta Directiva del PPC

Rajoy, a los independentistas: “No subestiméis la fuerza de la democracia española”

En un duro discurso en Barcelona, el presidente español dice que si el Govern sigue adelante con el referéndum tendrán que llegar a donde no querían

8 min

El presidente español, Mariano Rajoy, ha aconsejado a los independentistas que “no subestimen la fuerza de la democracia española, que es muy fuerte”. El dirigente popular ha advertido de que si el Govern pretende seguir adelante con el referéndum, le obligará "a llegar" a lo que no quiere llegar.

Rajoy ha participado en la reunión de la junta directiva del PP catalán en unos momentos cargados de tensión política y judicial por la proximidad del referéndum independentista previsto para el 1 de octubre. Ha sido un encuentro de reafirmación de la cúpula popular. Y también de discursos muy duros respecto a la “bravuconería” de quienes “golpean la democracia” y les “ponen a prueba”, según palabras de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, que precedió a Rajoy en las intervenciones.

"Liquidar la convivencia"

Igualmente contundente ha sido el presidente español. “Lo que ha ocurrido aquí ha sido un intento de liquidar todas las normas de convivencia que nos hemos dado desde 1979 y utilizar para ello procedimientos antidemocráticos”, ha denunciado. En este sentido, ha calificado de “tropelía y atentado a las normas democráticas” el proceso de aprobación de las leyes del referéndum y de transitoriedad en el Parlamento de Cataluña.

“Fue un ataque a las libertades y derechos fundamentales”, ha dicho. Pero Mariano Rajoy ha avisado de que el “Estado de Derecho funciona”, en referencia a la actuación del Tribunal Constitucional, que ha suspendido esas leyes, y a la actuación de la Fiscalía y de los Mossos d’Esquadra, “que son policía judicial y están obligados a cumplir con la ley”. Ha hecho un llamamiento a PP, PSC y Ciudadanos a actuar conjuntamente frente a esos ataques. Y ha felicitado a la Guardia Civil por requisar los 100.000 carteles de propaganda la Generalitat.

La intervención de la Generalitat

Ha defendido el ultimátum de intervención financiera de la Generalitat, tras la negativa de ésta a informar al Gobierno español de sus gastos. “Es obligado controlar que no se destine ni un euro a actividades ilegales, pero también para garantizar que los servicios públicos están cubiertos y que se cumpla con el límite del déficit”.

Respecto a lo que pueda ocurrir a partir de ahora con el procés, ha afirmado que "el Estado va a seguir actuando porque es su obligación, sería una irresponsabilidad aceptar que algo así ocurra": "Lo digo con la misma firmeza: no habrá referéndum. Cuanto más tarde rectifiquen, más daño harán al conjunto de los españoles y de los catalanes. Pero si siguen adelante, nos harán llegar a donde no queremos llegar".

"Tenemos la ley a nuestro favor"

“No subestimen la fuerza de la democracia española, es muy fuerte. España es una gran nación. Somos la mayoría, tenemos a nuestro favor la ley y al mundo. No tienen ni un apoyo fuera de aquí. Este disparate no se va a aprobar. A los alcaldes, periodistas, militantes del PP y a los cuerpos de seguridad les digo que somos muchos y estamos con vosotros y esta es una democracia fuerte que no va a aceptar desafíos”, ha añadido.

Por otro lado, el líder del PP ha agradecido a los populares catalanes no arrugarse y “defender la ley y una nación donde se respetan los derechos de todos, porque eso es lo que está en juego ahora”. Rajoy ha recordado que, tras las elecciones de 2012, el PP apoyó al Gobierno de Artur Mas en dos ocasiones porque era un momento muy difícil, marcado por la crisis económica y los recortes. Pero “tras pactar el 2012 con ERC, entraron en una dinámica radical. Era más cómodo y entretenido echarle la culpa a los demás que trabajar por lo que realmente interesa”. Después, ha dicho, “celebraron una consulta para dividir a los catalanes, adelantaron elecciones y echaron a su candidato para pactar con la CUP”.

Pese a ello, atendieron "al déficit público catalán", pagaron a los proveedores y sostuvieron los servicios públicos. "Y dialogué. Pero a mí se me dieron dos opciones, o referéndum o referéndum”. Algo que, ha insistido, no puede “permitir. Aquí y en todos los países que tienen una constitución escrita saben que no se puede permitir que una parte decida por el todo”. Rajoy ha criticado la posición de fuerza de los independentistas, que ha avisado, “es muy peligroso”.

"Despotismo y arbitrariedad"

Previamente, María Dolores de Cospedal aseguró que la democracia se distingue “por la igualdad de todos los españoles, frente al despotismo y la arbitrariedad, por la defensa de la ley frente a quien quiere pisarla y quiera ejercer cualquier clase de tiranía. Nosotros defendemos esa democracia de quienes la golpean”. Cospedal ha dicho que hay “una suma perfecta entre sentirse catalán y español”. “Nos ponen a prueba y nos están provocando constantemente, pero no vamos a fallar a los catalanes ni a los españoles”. Ha calificado de “sesiones ignominiosas” el Pleno del Parlament en el que se aprobaron las leyes de ruptura. “La bravuconería separatista va a acabar”.

Por su parte, el presidente del PPC, Xavier García Albiol, ha intervenido para recordar que el lema de los independentistas era “el mundo nos mira”, pero “nos mira con horror porque lo que están viendo es cómo se amenaza a los alcaldes que no piensan como ellos, como se pisotean los derechos”. Se ha comprometido a dar voz a los miles de catalanes que se sienten también “orgullosamente españoles”.