Menú Buscar
El expresidente de la Generalitat, Jordi Pujol / EFE

Así manipuló Jordi Pujol los medios de comunicación de Cataluña

Un informe atribuido al expresidente de la Generalitat apunta su objetivo de convertir a los periodistas en otra herramienta más al servicio del nacionalismo

21.09.2019 00:49 h.
4 min

Una de las piedras angulares de Jordi Pujol para impregnar de nacionalismo la sociedad catalana consistió en conseguir que los medios de comunicación públicos dependientes de la Generalitat fueran transmisores eficaces del "modelo nacional catalán". Así lo revelan los papeles del denominado Programa 2000, un informe de 36 páginas auspiciado por el expresidente de la Generalitat, que llegó a distribuir entre sus consellers en una sesión de gobierno celebrada el 3 de septiembre de 1990, y al cual ha tenido acceso ahora El Triangle.

Según esta publicación, el que fuera máximo dirigente del gobierno catalán durante 23 años marcó las líneas maestras para controlar a los periodistas y colocar a informadores afines a su partido, Convergència i Unió, en la cúpula de los principales medios de Cataluña. Unas propuestas que, pasadas casi ya tres décadas, pueden responder a muchas preguntas sobre los medios de comunicación catalanes durante todo este tiempo y en la actualidad.

Periodistas con "conciencia nacional catalana"

El documento destaca la importancia de la "utilización y difusión clara de los conceptos relativos a la identidad nacional catalana", así como "una mayor difusión de los productos culturales catalanes", prestar "más atención a las comarcas" y lograr un alcance de "TV3, Canal 33 y TVV desde todos los Países Catalanes" (sic).

La línea ideológica a seguir, abiertamente nacionalista, se marcaba apuntando a la difusión de las "líneas de sensibilización elaboradas por el ámbito Pensamiento" en el informe, acerca de la "creación de un estado de opinión nacional". 

Las instrucciones sobre el control de los medios e informadores llegan al punto de proponer "inicidir en la formación inicial y permanente de los periodistas y de los técnicos en comunicación para garantizar una preparación con conciencia nacional catalana. Crear un código de información". Un control del que ni siquiera se libran los anunciantes, pues plantea "inducir a las empresas de publicidad a crear un mensaje publicitario positivo y bien hecho que transmita el modelo cultural y social catalán". 

"Gente nacionalista" en "todos los sitios clave"

En la misma línea, en el apartado denominado "Actividades fundamentales", se hablaba de "introducir gente nacionalista con una elevada profesionalidad y una gran calidad técnica en todos los sitios claves de los medios de comunicación".

La intrusión llegaba al punto de hablar también de medios privados, como el diario Avui, al que pretendía convertir en "un gran diario de alcance nacional", así como la creación de "una agencia de noticias catalana, de espíritu nacionalista y de gran solvencia".