Menú Buscar
Puigdemont, de viaje en Eslovenia / EFE

Puigdemont vuelve a pedir dinero a sus simpatizantes y se va de viaje a Eslovenia

El prófugo reclama donativos para su campaña electoral e insiste en sus críticas a Europa por "mirar a otro lado"

10.05.2019 17:14 h.
4 min

Carles Puigdemont acaba de poner en marcha una nueva iniciativa para recaudar dinero. Se trata de la campaña Operació papereta ("operación papeleta"), a través de la cual tanto él como su partido, Junts Per Catalunya, piden a sus simpatizantes que hagan una donación para sufragar, según dicen, su campaña para las europeas.

El expresidente de la Generalitat, número uno de la lista de los posconvergentes, se ha encargado de promocionar a bombo y platillo la idea en sus redes sociales, incluyendo un enlace hacia una web en la que proponen lo siguiente: "Si 25.000 personas donan al menos 10 euros cada una podremos producir, imprimir y repartir a todos los hogares de Cataluña la papeleta para votar al presidente Puigdemont el próximo 26 de mayo. Sí, la papeleta que el Estado no quería que tuvieras. ¿Nos ayudas?", plantean, incluyendo debajo un formulario para rellenar los datos y la consiguiente aportación económica.

No es la primera vez que Puigdemont intenta obtener aportaciones económicas por esta vía para sus fines políticos desde que se fugó tras declarar la independencia unilateral de Cataluña a finales de octubre de 2017. Ya en noviembre, puso en marcha desde Bélgica el autodenominado "Consell per la República", una entidad privada para "participar en la construcción de la República", a la cual invitaba a sumarse a los independentistas pagando, eso sí, una donación mínima de diez euros para inscribirse. Su objetivo de alcanzar el millón de afiliados --o lo que es lo mismo, 10 millones de euros-- fue un rotundo fracaso.

Más recientemente, en la pasada campaña a las elecciones generales, la propaganda electoral de JxCAT incluyó en sus folletos un llamamiento a hacerse "voluntario" y a colaborar con "un donativo" para el partido.

Acusa a Europa de "mirar a otro lado"

Mientras tanto, el prófugo ha abandonado este viernes su mansión de Waterloo para viajar, junto a los también huidos Toni Comín y Clara Ponsatí, a Eslovenia. Un país en el que su sucesor al frente de la Generalitat, Quim Torra, originó una fuerte polémica el pasado mes de diciembre al poner como ejemplo su vía hacia la independencia, obviando que causó una guerra.

Puigdemont ha apelado en el país balcánico a sus recurrentes críticas a Europa y sus actuales dirigentes: "¿Alguien duda de lo que vamos a hacer a Europa? A dar voz a los que no la tienen", ha indicado, en alusión a los dirigentes independentistas en prisión preventiva por el procés. Además, se ha quejado de que "el exilio no es un camino fácil, los catalanes lo sabemos muy bien". Unos mensajes muy similares a los que ya pronunció en la víspera, durante el acto de inicio de campaña de JxCAT:  "Es necesario que Europa escuche la voz de Cataluña, para que la Europa que ha mirado hacia otro lado ante problemas serios en su conjunto empiece a entender que necesita más catalanes en términos democráticos", dijo.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información