Menú Buscar
Carles Puigdemont durante las elecciones al Parlamento europeo / REUTERS - EE

Puigdemont usa datos de la ANC para promocionar su show en Perpiñán

El Consejo para la República fuerza las normas de protección en la arriesgada visita del ‘expresident’, quien no participará en la comitiva de eurodiputados que visitará a los presos 'indepes'

9 min

Dos años después de su creación, el Consejo para la República, una especie de gobierno paralelo creado a mayor gloria de Carles Puigdemont, está dando más problemas que satisfacciones. A la falta de recursos económicos, o precisamente a consecuencia de ella --el número de inscritos está a años luz del millón previsto--, este chiringuito procesista está forzando las normas de protección de datos, difuminando la frontera que hay entre la información personal de que dispone la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y este órgano liderado por el expresidente catalán.

La publicidad en las redes sociales sobre el homenaje a Puigdemont que se celebrará en Perpiñán (Francia) es un ejemplo de los peligros que encierra Waterloo. Especialmente proyección exterior, tanto en lo que respecta al viaje del de Girona a la ciudad fronteriza, así como otros desplazamientos que quiere realizar en calidad de europarlamentario.

Una potente base de datos

Fuentes del entorno de Puigdemont explican que el Consejo para la República quiere basar su estrategia mediática en la base de datos de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), muy potente dado que, desde 2012, dispone de información sobre miles de simpatizantes del movimiento independentista.

perpinan consejo republica
La Delegación del Consejo para la República en la 'Catalunya Nord', en su presentación oficial en Perpiñán / CONSELL PER LA REPÚBLICA

Estas cifras son muy útiles en Facebook, ya que esta red social no pide el origen de la base de datos sobre la que se dirigen los impactos publicitarios. Un extrabajador de Waterloo compara este caso con el de Cambridge Analytica, la empresa que en 2018 cerró tras el escándalo de filtración de datos personales. No obstante, expertos en publicidad online precisan que “Facebook vigila mucho ese tema ahora y no permite publicidad directa, sino que se deben utilizar los parámetros que marca esa red social para determinar los destinatarios". Respecto al uso de datos de la ANC por parte del Consejo, indican que "lo único que pueden hacer si tienen acceso a esa base completa de socios y simpatizantes es obtener de sus perfiles la edad, los estudios o el nivel económico, y luego contratar publicidad con los parámetros que te da Facebook, dirigiéndola a los que coincidan con esos datos", añade.

El precedente

Lo cierto es que no es la primera vez que Puigdemont intenta hacerse en los datos de la ANC. Cuando se creó el Consejo para la República en 2018, el president también intentó acceder a la información de 600.000 personas que obra en poder de la ANC con la finalidad de enviarles un correo electrónico para pedirles su inscripción en el Consejo. Esta es la vía principal de financiación pretendida por este “chiringuito” del procés. Pero dos años después se está lejos de llegar al millón de afiliados que, a diez euros por inscripción, habría supuesto unos ingresos de 10 millones de euros. A día de hoy, el Consejo para la República tiene 83.103 afiliados.

Manifestantes durante la Diada / EFE
Manifestantes durante la Diada / EFE

Aunque Waterloo pretende soslayar las leyes españolas, la normativa europea sobre protección de datos es muy estricta. Que la ANC ceda a Puigdemont su base de datos “solo sería posible si los interesados hubiesen sido informados de tal extremo y aceptado expresamente esta posibilidad”, afirma un consultor en protección de datos. Es decir, que estas organizaciones deberían comunicarse con su bases de datos solicitándoles autorización expresa para tal cesión de datos.

Grupos de Whatsapp

Otra de las vías de propaganda de la visita de Puigdemont a la ciudad fronteriza son los grupos de Whatsapp de las agrupaciones locales de la ANC.

A pesar de este despliegue, todavía no se sabe con exactitud la fecha de la visita del expresidente, que según la delegación del Consejo para la República en la Cataluña Norte, ha generado entusiasmo en las autoridades locales y se calcula la presencia de entre 50.000  y 100.000 personas. Perpiñán es uno de los santuarios independentistas que el expresidente barajó como nuevo lugar de residencia, cuando las instituciones europeas le dieron la espalda. Fue entonces cuando comenzó a coquetear con Rusia, a expresar su rechazo a la UE y a situar a Suiza como otro epicentro independentista. Sin embargo, su nueva condición de eurodiputado parece haber reconciliado a Puigdemont con la UE. Pero tiene difícil superar el suplicatorio solicitado por el Tribunal Supremo y que el Parlamento europeo resolverá en mayo o junio, a lo más tardar.

Los posibles escenarios del homenaje

El tiempo dirá si el citado cónclave independentista se celebra en el aparcamiento del Parc de les Exposicions de Perpiñán o en el estadio del equipo de rugby Union Sportive des Arlequins Perpignanais (USAP), dos de los escenarios que se barajan. Pero fuentes diplomáticas advierten del riesgo que supone que el expresidente pise suelo francés.

A diferencia de Bélgica y Alemania, donde los tribunales se han mostrado muy cautos a la hora de aplicar las euroórdenes --el país belga incluso la ha suspendido después de que Puigdemont y Toni Comín adquirieran la inmunidad como eurodiputados electos--, Francia mantiene un largo historial de colaboración con España en materia de extradición. Y el juez Pablo Llarena mantiene la euroorden para ambos. Dicho de otra manera, aunque el independentismo considera que Perpiñán es la capital de la Catalunya Nord, el Gobierno francés no entiende de nacionalismos. “Ese viaje es un riesgo para Puigdemont. La inmunidad no es retroactiva. También lo es que el expresidente pise suelo español con una comitiva de europarlamentarios para visitar las cárceles”, insisten miembros de Eurocámara.

Visita de eurodiputados a las cárceles catalanas 

Parece que ese segundo desplazamiento ya ha sido descartado. Al menos, de momento. ERC emitió ayer un comunicado en el que anuncia que una delegación de nueve eurodiputados de varios estados miembros de la UE visitarán a los presos independentistas el jueves 23 y viernes 24 de enero. Entre ellos no figuran ni Puigdemont ni Comín. La delegación estará integrada por François Alfonsi (Greens-EFA), Pernando Barrena (GUE- NGL), Benoît Biteau (Greens-EFA), Leila Chaibi (GUE- NGL), Clare Daly (GUE- NGL), Kateřina Konečná (GUE- NGL), Diana Riba (Greens-EFA), Michèle Rivasi (Greens-EFA) y Mick Wallace (GUE- NGL).

Son miembros de la Plataforma de Diálogo UE-Cataluña, que tiene como objetivo promover una solución política per resolver el conflicto secesionista. Los eurodiputados visitarán las cárceles de Lledoners y Mas d'Enric.