Menú Buscar
Carles Puigdemont, ante su mansión en la localidad belga de Waterloo, donde se encuentra fugado de la Justicia / EFE

Puigdemont culpa del cierre de Nissan a Pedro Sánchez y su papel el 1-O

El prófugo relaciona la marcha de la compañía en Cataluña con el líder socialista: "Parece evidente que el interés que puso para combatir el 1 de octubre no lo puso en salvar a Nissan"

3 min

Carles Puigdemont ya ha encontrado culpable al que achacar el cierre de Nissan en Cataluña: España, o más en concreto, su presidente de Gobierno, Pedro Sánchez. Mezclando de paso en el mismo viaje el papel que el líder socialista desempeñó, según él, tras el referéndum ilegal del 1-O en Cataluña, a pesar de que en esa época gobernaba Mariano Rajoy (PP).

El expresidente de la Generalitat, fugado de la Justicia desde que declaró la independencia unilateral de Cataluña en octubre de 2017, ha frivolizado con el drama laboral y empresarial que hará perder 3.000 empleos directos y otros 20.000 indiectos en la Comunidad Autonónoma que gobernó, y aún gobierna, su actual partido: Junts Per Catalunya (JxCat), al frente del Govern desde hace una década.

"El cierre de Nissan es un golpe muy duro para miles de familias y negocios, para el país entero. Pedro Sánchez se creyó que lo resolvía con una conversación en Davos. Y se jactaba. Parece evidente que el interés que puso para combatir el 1 de octubre no lo puso en salvar a Nissan", ha afirmado Puigdemont, en un auténtico ejercicio de contorsionismo argumental, en su perfil de Twitter.

Como es obvio, el prófugo no hace, en cambio, alusión alguna al papel desempeñado por la Generalitat ni a su Consejería de Empresa --entre otras-- en el cierre de la compañía en Cataluña. Ni tampoco a si declarar la independencia de esta región de forma unilateral, ilegal, y las consecuencias derivadas de ello, pudo tener también alguna influencia.