Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Carles Puigdemont comparece junto a Gonzalo Boye y Josep Lluís Alay en L'Alguer

Puigdemont acusa a Sánchez de dialogar solo con ERC porque le da estabilidad

"El futuro de Cataluña no pasa por España", ha dicho el expresidente, que tras ser liberado por la Justicia italiana, acudirá el lunes al Parlamento europeo

3 min

Carles Puigdemont ha acusado a Pedro Sánchez de excluir a una parte del independentismo de la mesa de diálogo. "Solo se quiere sentar con quien le da apoyo parlamentario. Por eso quería verme detenido", ha dicho en una comparecencia ante los medios en L'Alguer (Italia), momentos después de reunirse con el presidente catalán Pere Aragonès, defensor de esa negociación con el Gobierno. Las palabras del fugado lanzan un dardo contra el republicano, quien había viajado a Cerdeña para expresarle su apoyo y es uno de los aliados del presidente español para aprobar sus presupuestos de 2021.

"El futuro de Cataluña no pasa por España", ha dicho el expresidente, quien tras ser liberado por la Justicia italiana, acudirá el lunes al Parlamento europeo.

"Veo diálogo, no negociación"

Para Puigdemont "ha quedado claro que una cosa es el diálogo y otras las negociaciones. Veo diálogo, siempre va bien, pero no veo negociaciones. Es evidente que el mundo ha visto que una parte del independentismo que no está sentada en la mesa de dialogo, no es aceptada. Puede dar la sensación que Sánchez quiere dialogar con quien le da apoyo parlamentario, pero el resto le molestamos. Por eso quería mi detención".

No obstante, ha asegurado que no ha hablado de política con Aragonès. "Ha habido mucho simbolismo en la visita del president, ha sido muy cálida".

Retorno a Bruselas

El expresidente ha explicado que, dada su condición de eurodiputado, el lunes estará en Bruselas, donde está prevista la reunión de la comisión de comercio exterior del Parlamento europeo. Y comparecerá ante la Justicia italiana el día 4.

Puigdemont ha agradecido a los vecinos de L'Alguer su apoyo. "Han sido una horas difíciles, pero no impensables sabiendo el recorrido que ha hecho España en estos cuatro años para impedir nuestra libertad de movimientos, nuestro derecho a la disidencia y a la autodeterminación, que estamos decididos a que sean reverencialmente respetados", ha explicado.

Se ha mostrado satisfecho porque "nuestros argumentos jurídicos eran sólidos y la Justicia italiana ha tomado una decisión en horas mientras que la Justicia española no lo entiende. Sí lo entiende Gran Bretaña con el Brexit, Alemania, Bélgica, Italia e incluso Francia, donde no tuve ningún problema hace una semana".

Puigdemont afirma que su único delito "es haber convocado un referéndum" y que la Justicia europea es nuestra esperanza de una Europa mejor".