Menú Buscar
Núria Parlon, alcaldesa del PSC de Santa Coloma de Gramenet, y Pedro Sánchez en una imagen de archivo / EFE

El PSC se hace fuerte en su feudo metropolitano

Los socialistas logran la mayoría absoluta en L'Hospitalet, Santa Coloma o Sant Boi, y recuperan Sabadell, mientras que ERC aumenta su presencia y Junts y Ciudadanos se desploman

26.05.2019 23:57 h.
3 min

El Cinturón rojo ha hecho honor a su nombre. El PSC ha recuperado posiciones en la conurbación metropolitana a costa de Ciudadanos, que pierde las posiciones ganadas en las elecciones de 2015. Los socialistas retienen así las grandes ciudades como L’Hospitalet de Llobregat, Santa Coloma de Gramenet, Santa Adrià de Besós o Cornellà, y recuperan plazas importantes como Sabadell. Sin embargo, irrumpe con fuerza ERC, que sube posiciones en localidades que siempre se le habían resistido.

Núria Marín revalida la alcaldía de L'Hospitalet y lo hace rozando la mayoría absoluta, pues crece 10 puntos, seguida de ERC, que casi dobla sus votos.

Núria Marín, por el PSC

En Santa Coloma de Gramenet, Núria Parlon también mantiene la vara de mando con una amplísima mayoría absoluta, 17 concejales, siendo este municipio donde Cs logra uno de los mejores resultados. ERC irrumpe en el Ayuntamiento. En Esplugues, Sant Joan Despí y Sant Boi también logran mayorías absolutas.

Núria Parlon, por el PSC

Victoria en Sabadell

En Sabadell, el PSC arrebata la primera posición a los cupaires y sitúa a Marta Farrés como virtual alcaldesa de la ciudad vallesana, con 10 concejales, aunque tendrá que pactar, ya que ERC obtiene 7.

Marta Farrés, por el PSC

En la provincia de Barcelona, el PSC ha sido la candidatura más votada --627.243, un 24,3%, frente a los 412.502 votos de 2015, un 17,9%), seguida de ERC --567.795 votos, un 21,99%, frente a los 332.166 votos de hace cuatro años, un 14,41%--, mientras que Junts per Catalunya pasa a una tercera posición. Ello supone un gran batacazo respecto a la primera posición que CiU había logrado en 2015, pues han pasado de 413.769 votos (17,95%) a 296.142 (11,47%). 

Barcelona en Comú ocupa una cuarta posición, seguida de Ciudadanos, que sufre también sangría de votos. En 2015 pescó en territorio socialista, pero Cs acusa un desgaste generalizado, al igual que el PP.

ERC apuntala su posiciones en el área metropolitana pues en L’Hospitalet y Sant Adrià obtiene cinco concejales respectivamente (tres más en cada ciudad que en 2015), mientras que en Cornellà pasa de dos a cuatro y en Gavà, de tres a cuatro. En Santa Coloma de Gramenet irrumpe con tres.

Sorpresa en Terrassa

Una de las sorpresas ha sido Terrassa, donde ha ganado el exalcalde socialista Jordi Ballart, quien abandonó el PSC tras la aplicación del artículo 155 y se presentó en estas elecciones con un nuevo partido.

Jordi Ballart, por Terrassa

Junts per Catalunya retiene algunos bastiones tradicionales, como Sant Cugat del Vallès o Igualada.

Estos resultados complican mucho la continuidad de Junts al frente de la Diputación de Barcelona, un ente supramunicipal con un importante presupuesto, 955 millones de euros para 2019