Menú Buscar
Mossos d'Esquadra custodian la Audiencia Provincial de Barcelona / ARRAN

Piden tres años de prisión para ocho miembros de Arran por desórdenes

Los radicales independentistas niegan haber encubierto a encapuchados que rompieron escaparates el Primero de Mayo de 2016 en Barcelona

13.05.2019 14:21 h.
4 min

El juicio contra ocho cachorros de la CUP, miembros de la organización independentista Arran, ha comenzado este lunes en la Audiencia de Barcelona. Fiscalía pide tres años de prisión y una multa de 5.400 euros para los radicales por haber encubierto a encapuchados que rompieron escaparates e hicieron pintadas en varios comercios en una movilización del Primero de Mayo de 2016 en Barcelona. Los acusa así de ser los presuntos coautores de un delito de desórdenes públicos y otro de daños; hechos que ellos han negado ante el magistrado. 

"En ningún caso estoy de acuerdo con los hechos de los que se me acusa", han repetido ante el tribunal los ocho procesados, que han respondido solo a las preguntas de sus defensas. Después, la vista oral ha proseguido con el interrogatorio de varios testigos, entre ellos agentes de los Mossos d'Esquadra y personal de seguridad, que han ratificado la versión de la Fiscalía

Manifestación 

Según el ministerio público, durante la manifestación del 1 de mayo de hace tres años, los acusados rodearon a "un reducido grupo de cinco personas que vestían con ropa oscura, sudaderas con capucha, con la cara tapada y con pasamontañas", con la finalidad de "perturbar el normal desarrollo de la convivencia" y "alterar el orden y actuar contra la paz pública". Así, sostiene que "formaban un círculo de seguridad" ante los encapuchados, y "permitieron" que estos realizasen "actos vandálicos", como pintar escaparates o romper los cristales de varias tienda en plaça Catalunya con "varios martillos". 

Por su parte, el mosso d'Esquadra instructor del atestado policial de los ocho encausados ha testificado en el juicio y ha asegurado "sin lugar a dudas" que todos ellos estaban entre el grupo que ofrecía cobertura a los disturbios, pese a que él no estuvo presente ese día.El agente ha detallado que las identificaciones las hizo en base a las filmaciones realizadas por la policía, las de las cámaras de seguridad, y el cotejo con archivos y bases de datos policiales en los que aparecían otros jóvenes relacionados.

"Archivos políticos"

Para intentar jusitificar a sus defendidos, los abogados han preguntado si la policía autonómica tiene "archivos políticos" de personas, y ha argumentado que siete de los encausados nunca habían sido procesados, detenidos o identificados, lo que ha motivado que el presidente del tribunal saliera en defensa de la legalidad de los archivos que usa la policía.

En declaraciones a los medios antes del juicio, la alcaldable de la CUP por Barcelona, Anna Saliente, y la portavoz de Arran, Adriana Roca, han criticado que las acusaciones contra estos jóvenes se basen en "ficheros ilegales" en base a ideologías, que usan los Mossos, y ha asegurado textualmente que se trata de un juicio político.