Menú Buscar
Imagen de archivo de Eva Parera, exdirigente de Units

La plataforma para superar el 'procés' aspira a rascar cinco escaños al bloque independentista

Los sondeos que manejan reflejan que una parte del electorado estaría dispuesto a dar su voto a una alternativa nueva que rompa la parálisis política de los dos bloques principales

09.04.2019 00:00 h.
5 min

La coyuntura es favorable. Con el caso del procés encauzado en el Tribunal Supremo y la marcha de Inés Arrimadas al Congreso de los Diputados, se abre una nueva fase post-desafío secesionista para tratar de reconciliar las dos Cataluñas (constitucionalistas e independentistas) con una propuesta política que supere “el bloqueo del Parlament” y que llegue donde no han podido llegar los partidos tradicionales. Esto es en lo que trabaja la nueva plataforma --todavía sin nombre-- que lidera Eva Parera, abogada y número cuatro de Manuel Valls en la candidatura para el Ayuntamiento de Barcelona y miembros de la sociedad civil barcelonesa.

“Nadie ha conseguido romper el bloque independentista, y está claro que se necesita algo nuevo fuera de los partidos que permita desbloquear la situación actual”, explica Parera a Crónica Global. Para ello han contado con una de las principales consultoras de sondeos y estudios de mercado que hay en España que evalúa sus posibilidades reales si se convocaran elecciones en el Parlament. Calculan que obtendrían al menos 5 diputados (4 por la provincia de Barcelona y 1 por la de Tarragona) del 47% de catalanes que se decantaron por opciones independentistas como PDeCAT y ERC. “Si finalmente damos el paso y nos constituimos en partido político focalizaremos nuestra campaña en Barcelona y Tarragona”, abunda Parera.

Globo sonda de Marta Pascal

Esta nueva plataforma no es la primera alternativa que aparece con características similares para representar a una parte notable de catalanes que se sienten políticamente huérfanos. Convergents, liderado por exdirigentes de CDC, también ha dado el paso en esta dirección y calcula que hay unos 300.000 catalanes agotados con el procés pero incapaces, por su nacionalismo moderado, de dar su voto a opciones como Ciutadans. Asimismo, esta semana trascendía la disposición de Marta Pascal, senadora del PDeCAT que ha tenido que abandonar el cargo de coordinadora tras la OPA de Puigdemont desde Waterloo, para sumarse a una nueva formación que abandone la vía unilateral. 

Pascal cuenta con el apoyo de empresarios catalanes que se mueven en los círculos de Madrid. No obstante, la apuesta de la nueva plataforma para desmarcarse de los partidos y de los dirigentes que nos han llevado a la situación actual motiva que no vean a Pascal como una opción válida: “Pascal es independentista, no es una opción para reconstruir este espacio. Debemos parar los pies a los partidos que quieren reeditar lo mismo”, añade la futura portavoz de Valls en Barcelona.

No hay duda de que es un espacio en disputa, con muchos aspirantes a capitalizarlo. De acuerdo con los datos que manejan, parte de los electores que estarían dispuestos a darles su apoyo votaron a Artur Mas y a “la marca del PDeCAT” en su momento, pero que hoy día han visto lo que “hay detrás de la marca” y “no están de acuerdo”. Se trata en definitiva de buscar puertos de aterrizaje para un sector de la población en transición, que ha visto que el procés no es la solución.

Falsa moderación de ERC

Si finalmente dan el paso y concurren a las próximas elecciones autonómicas se ubicarían en un “centro amplio” del espectro ideológico catalán. Con una idea muy clara: la de buscar el máximo autogobierno para Cataluña, pero renunciando a la independencia. “En el proyecto es bienvenida gente de centroderecha y centroizquierda, siempre y cuando entiendan que hay una Constitución y un Estatuto que se debe respetar”, apostilla Parera. 

Uno de sus principales objetivos es romper los dos bloques actuales que llevan a Cataluña a la parálisis política. Advierten, además, que ERC aspira a representar este “espacio moderado de centro cuando no lo son”, y que solo lo hacen de forma instrumental al ser un espacio que “no está cubierto”. “PDeCAT, Marta Pascal o ERC intentan hacer tres pasos atrás como si no hubiera pasado nada”, avisa Parera. Es por esta razón que preparan su alternativa con la voluntad de dejar atrás al procés y a sus principales promotores, pero no a una parte de sus votantes.  

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información