Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Tiendas de campaña en la Escola Provençals de Barcelona / CG

'Pinchazo' de la primera oleada de ocupación de colegios del 1-O

Sólo 163 de los 1.300 centros de votación visitados por los Mossos d’Esquadra han permanecido abiertos esta noche

3 min

La primera oleada de ocupaciones de centros de votación para el referéndum secesionista ilegal del 1-O ha fracasado, a tenor de los datos ofrecidos por la Delegación del Gobierno en Cataluña y a pesar del altavoz mediático independentista, que vende una gran movilización ciudadana. Sólo 163 colegios de los 1.300 que ha visitado la policía autonómica (poco más del 12%) han permanecido abiertos durante la noche. Una noche, por cierto, muy tranquila, salvo algún incidente aislado.

Las primeras informaciones hablaban de "cientos" de ocupaciones, si bien los organizadores de las mismas eran incapaces de dar cifras concretas a media mañana, como tampoco del número de personas movilizadadas entre padres, activistas y vecinos.

Por ahora, el llamamiento a la ocupación ha pinchado, según los datos de la Delegación del Gobierno. Tanto que, por ejemplo, ningún local de L’Hospitalet de Llobregat --segunda ciudad catalana por población--, Sant Adrià de Besòs y Santa Coloma de Gramenet ha abierto este viernes por la noche.

2.315 centros de votación y un incidente

Los Mossos d'Esquadra​ han visitado poco más de la mitad de los 2.315 puntos de votación previstos para el 1-O. Lo han hecho por orden judicial, para identificar los centros abiertos, informar a los allí presentes de que está prohibido realizar actividades a favor del referéndum y para informarles de que tienen que desalojarlos antes de las seis de la mañana del domingo.

Desde este viernes, varias escuelas, institutos y centros cívicos de toda Cataluña están acogiendo actividades lúdicas para evitar el cierre de los puntos de votación. Entre las actividades destacan chocolatadas, cine, deporte y manualidades.

La Generalitat ha anunciado la apertura de 2.315 centros de votación y 6.249 mesas electorales, así como un dispositivo de 7.235 personas para intentar que los más de 5,3 millones de catalanes llamados a las urnas, y quieran hacerlo, puedan votar, a pesar de que el referéndum está suspendido por el Tribunal Constitucional.

La noche ha sido tranquila en general. Salvo en una escuela de Manlleu (Barcelona), donde un desconocido ha disparado balines contra cuatro personas prorreferéndum, causándoles heridas leves en cuello y pecho; o colegios de otras poblaciones, como algunos del Vallès, Les Borges Blanques o Juneda, donde han desmontado las puertas por mantenimiento.