Menú Buscar
Agustí Colomines, director de la Escuela de Administración Pública de Cataluña

Periodistas Pi i Margall pide el cese de Agustí Colomines por llamar "facha" a un periodista

La asociación considera que el director e la Escuela de Administración Pública de Cataluña no mantiene la "compostura" que requiere un "cargo público"

3 min

La asociación de periodistas Pi i Margall ha pedido este miércoles la dimisión del director de la Escuela de Administración Pública de Cataluña, Agustí Colomines, por insultar a un periodista llamándole "facha" y mandarle "a cagar".

Desde el grupo consideran que un cargo público no puede tener esta actitud de desprecio hacia el director de E-noticies, Xavier Rius, por el mero hecho de no compartir ideología. "Un cargo público no solo ha de aceptar que la prensa informe y opine libremente, sino que además ha de mantener la compostura, porque es un servidor público, alguien que cobra del dinero de todos para servir a los ciudadanos. Y eso requiere cierta ejemplaridad que es incompatible con ir insultando periodistas", han esgrimido mediante un comunicado.

El antiguo director de la fundación CatDem, vinculada a la extinta CDC propinó estos insultos a Rius en los pasillos del Parlament de Cataluña. Y, posteriormente, en las redes sociales, añadió que era “extorsionador”, “ladrón” e “idiota”.

A sueldo público

Desde la asociación insisten en que "Colomines ha de dimitir porque ha demostrado que no es digno de su cargo y porque ha demostrado que no es capaz de cumplir con las servidumbres que conlleva un puesto de la importancia de director de la Escuela de Administración Pública de Cataluña".

No es la primera vez que esta figura que siempre ha estado vinculada al entorno de la antigua formación fundada por el expresidente de la Generalitat Jordi Pujol utiliza las redes sociales para arremeter contra los discrepantes políticos utilizando expresiones impropias. En su última polémica recurrió a unos supuestos "origenes" del periodista de El País Xavier Vidal-Folch para criticarle por su intervención en Ginebra ante el líder de Junts per Catalunya, Carles Puigdemont.