Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El candidato de ERC, Pere Aragonès, baja las escaleras del Parlament / EFE

El Parlament vuelve a tumbar la investidura de Aragonès y aboca a Cataluña a nuevas elecciones

La segunda votación fallida, sin precedentes en la historia de la Cámara catalana, abre un período de dos meses para buscar un nuevo candidato

2 min

El Parlament ha vuelto a tumbar la investidura de Pere Aragonès después de que, por segunda vez, Junts per Catalunya (JxCat) se haya abstenido en la votación. Si en la primera vuelta el republicano no logró mayoría absoluta, pues solo contó con el apoyo de su grupo y de la CUP, en esta ocasión tampoco ha podido lograr la mayoría simple. La investidura de Aragonés ha obtenido 42 votos a favor, de los 33 diputados de su grupo, ERC, y los nueve de la CUP; 61 en contra, de PSC-Units, Vox, ECP, Cs y PPC, y 32 abstenciones, de JxCat.

La situación, sin precedentes, abre un período de dos meses para encontrar un nuevo candidato o, si como afirman ERC y JxCat, se logra cerrar un acuerdo de legislatura. Si en ese período no es posible encontrar un presidenciable con mayoría suficiente, la Cámara catalana quedaría disuelta y se convocarían elecciones de nuevo.

Duras intervenciones

La segunda votación fallida para Aragonès ha tenido lugar tras duras intervenciones por parte de PSC, En Comú Podem, Ciudadanos y PP, que ha acusado al candidato de dejarse humillar de nuevo por JxCat y sucumbir al Consejo para la República, controlado por Carles Puigdemont desde Waterloo, ya que los republicanos se resisten a plantar cara a quienes los han vetado dos veces.

En este sentido, Aragonès ha instado en su discurso a aprovechar "todos los activos: las entidades movilizadas, la pluralidad política del independentismo, la participación y reivindicación política de los presos y presas y la del exilio y también, por supuesto, la organizada en torno al Consejo para la República”. Aunque ha precisado que "este Parlamento, el Govern y su presidente tienen una responsabilidad indelegable e insustituible".

Las palabras del dirigente de ERC no han sido suficientes para que, por segunda vez, JxCat haya vetado la investidura con su abstención.

Destacadas en Política