Menú Buscar
Fachada de los estudios de TV3 en Sant Joan Despí / EFE

El pacto de Ciudadanos con los ‘indepes’ que Roldán oculta

La inminente aprobación de la nueva ley de la CCMA arranca negociaciones entre Cs, JxCat y ERC; las tres formaciones tienen prisa por repartirse TV3 y Catalunya Ràdio

09.10.2019 00:00 h.
5 min

Todavía resuenan en el Parlament las duras críticas de la líder catalana de Ciudadanos, Lorena Roldán, contra el PSC, al que reprochó sus pactos con los independentistas en la Diputación de Barcelona. Ocurrió durante el debate de la fallida moción de Cs contra el presidente Quim Torra, reconvertida en moción contra Miquel Iceta, al que Roldán tildó de “cómplice” de los “golpistas”. Lo que no explicó la diputada es que la inminente aprobación de la nueva ley de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) ha arrancado negociaciones entre Cs, Junts per Catalunya y ERC para repartirse los cargos en este ente que gestiona los medios de comunicación públicos catalanes.

Lorena Roldán durante la moción de censura contra Torra
Lorena Roldán, durante la moción de censura contra Torra

De hecho, ya hubo un acuerdo entre el partido liderado por Albert Rivera, los secesionistas y el PSC. Incluso se pusieron sobre la mesa una serie de nombres que, según algunas fuentes, se mantienen. Otras advierten de que podrían entrar en juego los comunes. Lo cierto es que la ley está muy avanzada y podría ser aprobada en el Pleno del Parlament previsto para los días 23 y 24 de octubre.

Hasta después de las andaluzas

Tal como publicó Crónica Global, Cs pactó a finales de 2018 esconder los acuerdos hasta después de las elecciones andaluzas. La formación naranja temía que el PP utilizara esa negociación como arma arrojadiza. De ahí que el reparto de sillas --dos cargos en la CCMA para JxCat, dos para ERC, uno para Ciudadanos y uno para el PSC-- se conociera tres días después de que se celebraran esos comicios. Cs siempre mantuvo, y ahora insiste en ello, en que no hay ningún pacto, pero lo cierto es que trascendieron nombres y apellidos, pendientes de la aprobación definitiva de la nueva ley.

ccma
Armand Querol (tercero por la derecha), junto a otros miembros de la CCMA en 2012 / GENCAT

La normativa, a la que la Comisión de Asuntos Institucionales dio luz verde el pasado 2 de octubre y llegará al Pleno solo con algunas enmiendas vivas, recupera la mayoría de dos tercios para elegir a los miembros de la CCMA, exige que los candidatos acrediten experiencia en el ámbito mediático, que presenten un plan de gestión --ambos requisitos supervisados por el Consejo Audiovisual de Cataluña (CAC)-- y someterse a un hearing en el Parlament.

El 'caso Querol'

De esta forma se pretende garantizar la profesionalidad y la independencia de estos cargos, y evitar el control por parte del Govern, tal como vienen reivindicando desde hace años el Colegio de Periodistas de Cataluña, el Sindicato de Periodistas de Cataluña y el comité de empresa de TV3. Sin embargo, la reforma se ha ido retrasando por las diferencias entre JxCat y ERC. Ejemplifica ese bloqueo el hecho de que Armand Querol, propuesto por el PP, lleve 23 años en la CCMA.

La nueva ley otorga siete consejeros a la CCMA y cinco al CAC --también pendiente de renovación--, en lugar de los seis que actualmente tiene cada uno. Esto cambia las proporciones, lo que podría dar cabida a los comunes, unos de los principales impulsores de la reforma.

El director de TV3, Vicent Sanchis, junto al director de Catalunya Ràdio, Saul Gordillo (i), y la presidenta de la CCMA, Núria Llorach (d) / EUROPA PRESS
El director de TV3, Vicent Sanchis, junto al director de Catalunya Ràdio, Saul Gordillo (i), y la presidenta de la CCMA, Núria Llorach (d) / EUROPA PRESS

La situación política catalana es muy convulsa en estos momentos, con una sentencia sobre el referéndum del 1-O pendiente y las elecciones generales del 10N, lo que complica esas negociaciones entre partidos tan dispares. Sin embargo, Cs, JxCat y ERC tienen prisa por repartirse TV3 y Catalunya Ràdio. Tanto Ciudadanos como los convergentes temen un batacazo en las elecciones catalanas, previstas para la próxima primavera, lo que podría restarles representación en la CCMA.

Por su parte, los republicanos intentan desplazar a JxCat del control de la Corporación y de la dirección de TV3, que ven demasiado entregada a las órdenes de Carles Puigdemont.