Menú Buscar
La alcaldesa de L'Hospitalet, Núria Marín, en la entrevista con la Cadena Cope / CG

Marín: "La política es acuerdo y pacto, y lo que no era normal es lo que pasaba hasta ahora"

La alcaldesa de L’Hospitalet y presidenta de la Diputación de Barcelona en ciernes reclama a la Generalitat que asuma su responsabilidad con los casos de inseguridad ciudadana

06.07.2019 13:11 h.
5 min

Núria Marín es prudente. Sabe que en unos días será elegida presidenta de la Diputación de Barcelona, un cargo que no ha buscado, pero que asumirá porque es la alcaldesa de L’Hospitalet, la segunda ciudad de Cataluña, tras el acuerdo entre el PSC y Junts per Catalunya. Su idea, sin embargo, tras la indignación que ese acuerdo ha causado en el independentismo, es que no queda otra en la política catalana que la negociación y el acuerdo. “La política es acuerdo y pacto, y lo que no era normal es lo que hemos vivido en los últimos años, lo que pasaba hasta ahora, con todo bloqueado”, señala.

Marín no se esconde. No lo hizo el 1 de octubre, cuando conversó con los vecinos de su ciudad, y reclamó al delegado del Gobierno, Enric Millo, que ordenara a la policía que dejara de actuar. Comprobó los golpes de los agentes, que entraron en lugares sin ver una sola urna, generando una enorme tensión. Eso no le resta ni una sola crítica al independentismo, ni al expresidente Carles Puigdemont, con quien se enfrentó por pedir a los alcaldes que colaboraran en la organización del referéndum.

Los acuerdos, como normalidad

Y ahora, con ese acuerdo entre Junts per Catalunya y el PSC mantiene la misma tónica: “Debemos intentar hacer posible que el acuerdo y el pacto sean la normalidad y no la excepción”, ha señalado en una entrevista difundida este sábado en el programa Converses de la Cadena Cope, con la presencia de Crónica Global.

Marín se siente fuerte. Logró en las elecciones municipales la mayoría absoluta en L’Hospitalet. Eso le permitirá impulsar proyectos de ciudad con una cierta comodidad, y también exigir con más contundencia a la Generalitat que asuma sus responsabilidades.

Los Mossos "deben responder"

“La mayor responsabilidad es del Govern de la Generalitat, y de los Mossos, que deben afrontar los casos de inseguridad ciudadana que se producen”, señala Marín, en relación a incidentes en barrios de su ciudad y, también en Barcelona, teniendo en cuenta que “las peleas, las broncas, los incidentes con mayor o menor gravedad no se esfumarán, porque no hay ciudades ideales en las que nunca pase nada. El Ayuntamiento pondrá todo de su parte, y aceptará su grado de responsabilidad, y yo misma, pero son los Mossos los que deben responder, y la Generalitat quien debe aceptarlo y asumirlo”.

Pero ahora Marín tendrá mayor carga de gestión, como presidenta de la Diputación de Barcelona. Su enfoque será el mismo que hasta ahora: “Yo no he hecho otra cosa en los últimos cuatro años que discutir, dialogar y acordar con formaciones políticas que no son las mismas que las mías. La cuestión es llegar a acuerdos en beneficio de la ciudad”, señala, algo que hará ahora extensible a la Diputación de Barcelona.

Socialistas al mando

La alcaldesa de L’Hospitalet es una pieza básica para el PSC, y para el organigrama metropolitano de Barcelona. Con Marín, los socialistas recuperan la Diputación, tras ocho años en manos de los exconvergentes. Ahora el líder del PSC de Barcelona, Jaume Collboni, negocia la composición del gobierno municipal con la alcaldesa Ada Colau, y, a la vez, se busca el equipo gestor del Área Metropolitana de Barcelona, que podría tener a Colau de vicepresidenta, con Antoni Balmón, alcalde socialista de Cornellà, como vicepresidente ejecutivo de la entidad.

Es decir, los socialistas se aseguran el control de los gobiernos supramunicipales, que actuarán como un contrapoder al gobierno independentista de Quim Torra.

La pérdida de confianza en ERC

Marín ha considerado, y esa puede ser una de las claves de lo que sucede en la política catalana, que Esquerra Republicana cometió un error al vetar a Miquel Iceta como senador autonómico.

Ello hubiera posibilitado que Iceta fuera ahora el presidente del Senado. Por ello, y en relación a la investidura de Pedro Sánchez, la alcaldesa socialista afirma que se ha perdido confianza en los republicanos. “No tengo mucha confianza en Esquerra Republicana después de vivir con ellos situaciones muy desagradables, desafortunadas y creo que erróneas”.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información