Menú Buscar
Quim Torra (i), Carles Puigdemont (c) y Jean-Marc Pujol, el alcalde de Perpiñán (d) que ha sido derrotado por el ultra Louis Aliot / CG

El nuevo alcalde de Perpiñán entierra el santuario independentista de Puigdemont

Aliot, que mantiene contactos con activistas contrarios a la diplomacia procesista, deja en papel mojado el dinero que el Govern ha invertido en delegaciones y en fomentar el catalán en Occitania

8 min

Cayó Bélgica y ahora, Perpiñán. Las elecciones municipales francesas han enterrado el santuario independentista de Carles Puigdemont en el sur de Francia, tras la victoria del ultra Louis Aliot (Reagrupación Nacional) con el 53% de los votos. Miembro de un partido heredero del Frente Nacional de Marine Le Pen, Aliot ha arrasado a Jean Marc-Pujol (Los Republicanos), conocido por haber organizado de forma entusiasta el mitin protagonizado por Puigdemont en esta ciudad francesa --la Catalunya Nord de los independentistas catalanes-- el pasado 29 de febrero.

Aliot, según ha podido saber Crónica Global, mantiene ya contactos con Catalunya Peuple d’Espagne (CPDE), entidad dedicada a defender los intereses españoles en el extranjero.

“Que Perpiñán no sea más el santuario de un aparato supremacista”, asegura François Meylan, presidente de CPDE, quien asegura que en esta ciudad “hay varias asociaciones separatistas y belicosas hacia la República Francesa y hacia la mayoría social catalana no secesionista con un objetivo muy claro: la independencia de la Cataluña del Norte. Esto se hizo con la complacencia de las autoridades locales, la prefectura y en violación de la Constitución de la Quinta República”, añade. Y precisa que “no importa el partido político” del nuevo alcalde, porque “lo que importa es que va colaborar con nosotros contra esta pesadilla del separatismo catalán en Occitania”.

Dinero gastado en Suiza y Perpiñán

CPDE nació en Suiza, donde el fugado tiene puestas sus últimas esperanzas después de que las autoridades helvéticas rechazaran la extradición del expresidente. Suiza apoyó la independencia de Kosovo, es sede de importantes organismos internacionales --la ONU tiene allí la sede todos sus organismos relacionados con los derechos humanos-- y un enclave financiero fuera de la Unión Europea. Recientemente, un informe de Naciones Unidas sobre la situación de los presos independentistas ha afianzado la fe de Puigdemont en el país helvético.

Por el contrario, el expresident no ha encontrado en Bélgica, país al que se fugó, toda la complicidad necesaria. Las instituciones europeas dieron la espalda al procés y están a punto de debatir si retiran la inmunidad de Puigdemont como eurodiputado.

Carles Puigdemont en el acto celebrado en Perpiñán / CONSELL PER LA REPÚBLICA
Carles Puigdemont, en el mitin protagonizado en Perpiñán a finales de febrero de 2020 / CONSELL PER LA REPÚBLICA

Y si el Govern ha dedicado dinero y esfuerzo a mantener relaciones con Suiza, según indica un informe del Tribunal de Cuentas sobre la acción exterior de la Generalitat, las subvenciones y ayudas destinadas a la Catalunya Nord han sido constantes desde la época de Jordi Pujol. En el marco de fomentar el pancatalanismo en el sur de Francia, el Ejecutivo catalán incluye a la Associació d’Amics de la Bressola de Perpiñán en su censo de entidades dedicadas a fomentar el catalán, cuyas donaciones permiten desgravar en el IRPF.  La Bressola se dedica a fomentar el aprendizaje del catalán en las escuelas occitanas.

La Casa de la Generalitat en Perpiñán

Pero es que, además, el Goven creó en 2003 la Casa de la Generalitat en Perpiñán, a la que Quim Torra dio carta blanca para actuar de forma descentralizada, es decir, con menos control de los recursos públicos que maneja. El pasado 2 de abril, el Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña (DOGC) publicaba el decreto 49/2020 de desconcentración de competencias en materia de contratación administrativa y de recursos humanos en esa delegación.

Precisamente ayer, el director de la Casa de la Generalitat en Perpiñán, Josep Puigbert, anunció que se replantearán las "buenas relaciones" que mantenían con el Ayuntamiento del municipio tras la victoria de Louis Aliot.

Más recientemente, el Institut d'Estudis Catalans abrió una oficina para "recuperar el catalán" en Perpiñán con el objetivo principal de definir la "concepción, definición y aplicación" de una política lingüística pública y concertada con sede en la Universidad de la ciudad occitana.

Asimismo, el gobierno paralelo creado por Puigdemont en Waterloo tiene una delegación también en Perpiñán, aunque ha sido escenario fuertes tensiones internas que, en vísperas del macromitin de finales de febrero, se saldó con la dimisión de la presidenta del Consejo para la República en la Catalunya Nord, Júlia Taurinyà, al parecer por sus diferencias con Aurora Madaula.

 

 

 

Carles Puigdemont y Quim Torra fueron recibidos en el Ayuntamiento de Perpiñán por Jean Marc Pujol / CONSELL PER LA REPÚBLICA

Según los organizadores, cerca de 150.000 personas --110.000 según la Direction Départementale de la Sécurité Publique-- acudieron al acto La República en el centro del mundo celebrado en el parque de las Exposiciones de la ciudad. Que Perpiñán se convirtiera en epicentro del coronavirus en Francia levantó muchísimas suspicacias sobre ese acto.

De hecho, el entonces alcalde Jean Marc Pujol también necesitaba de un baño de masas, pues el crecimiento de la ultraderecha en su demarcación hacía peligrar su alcaldía. Como finalmente ha ocurrido.