Menú Buscar
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, acompañado de los dirigentes de su partido Manuel Gutiérrez, Inés Arrimadas, José Manuel Villegas y Melisa Rodriguez (i a d), durante la última reunión de su grupo parlamentario / EFE

El núcleo duro de Rivera corre el riesgo de quedarse sin escaño tras el 10N

Manuel Villegas, Juan Carlos Girauta o Melisa Rodríguez son algunos de los 'fieles' del líder naranja que no saldrían elegidos si continúan con la estrategia del veto a Sánchez

20.09.2019 00:00 h.
6 min

Ciudadanos atraviesa una situación difícil. El 28 abril fue la tercera fuerza más votada en España, con 4.135.600 votos, pero ahora los vientos de cola no le son favorables. Hay una amenaza real de desplomarse el 10 de noviembre y que esta caída arrastre a algunos de sus principales dirigentes. 

Las circunscripciones medianas y pequeñas son las que están en juego. Y es precisamente en estas plazas donde concurren algunos de sus hombres de confianza. El portavoz de Cs en el Congreso, Juan Carlos Girauta, es cabeza de lista en Toledo; el secretario general, Manuel Villegas, es el candidato por Almería; y la diputada y portavoz adjunta Melisa Rodríguez se presenta por Tenerife. 

Queda margen de tiempo suficiente para intentar revocar estas malas perspectivas electorales pero, de momento, Rivera sigue anclado en su veto a Pedro Sánchez. Este mismo jueves aseguraba que no va a "cambiar su estrategia en relación al PSOE". No obstante, la presión interna y externa pueden abrir nuevos escenarios. El líder del PP, Pablo Casado, ha hablado de que la plataforma España Suma podría obtener mayoría absoluta en un nuevo intento de convencer al político catalán de unir sus votos más allá del Senado.

Circunscripciones pequeñas y medianas

España cuenta con 52 circunscripciones electorales para el Congreso de los Diputados. Almería reparte seis escaños del total de 350 de la Cámara Baja, Santa Cruz de Tenerife cuenta con siete y Toledo con seis. “Girauta, Villegas y Rodríguez podrían perder su escaño. En circunscripciones de seis o cinco diputados es donde lestá en peligro el resultado conseguido en abril”, explica el politólogo y profesor en la Universidad Carlos III, Lluís Orriols.

En sentido opuesto, las circunscripciones como Madrid, Barcelona, Valencia o Sevilla presentan menos riesgo para los intereses de la formación naranja. La directora del GESOP, Àngels Pont, coincide con Orriols: “Cuando hay 40 escaños a repartir, todos los partidos que pasan del 3% de los votos logran tener un diputado. El problema de Cs es que en el 28A su porcentaje de voto fue prácticamente igual al del PP pero, a la mínima que baje, sufrirá”. Y es que en las grandes ciudades la pérdida de escaños es siempre más proporcional a la caída del voto. El problema está en circunscripciones como Burgos, León, Lleida, Segovia, La Rioja, Àvila, Guadalajara, Palencia, Teruel o Zamora, entre otras, donde para un diputado hay que lograr alrededor del 15% de los sufragios.

Cs pierde el centro

El politólogo y profesor en la Universidad Carlos III cree que Ciudadanos se enfrenta a una triple amenaza: “Sus votantes pueden volver al PP, irse hacia la abstención o hacia el PSOE”. La sangría de votos hacia el partido liderado por Pedro Sánchez, añade Orriols, “es una corriente de fondo” que en términos demoscópicos hace tiempo que se observa. “El primer partido en el espacio de centro era antes Cs pero, poco a poco, va cediendo terreno al PSOE”.

Su análisis coincide con sondeos como el del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que reflejan claramente cómo el PSOE ya es la primera fuerza en ocupar este espacio moderado y de centro. Orriols también señala la “enorme crisis interna” de Cs como elemento a tener en cuenta a la hora de desmotivar su potencial electorado. Pont, por su parte, señala como indicador del hartazgo ciudadano la campaña para no recibir propaganda electoral en casa.

Una caída estimada en 20-25 escaños

Las casas de encuestas son prudentes. La empresa de mercadotecnia 40dB empezará a extraer sus primeras conclusiones a partir de las próximas semanas, dado que son conscientes de que la situación puede variar. A la misma conclusión llega la directora del GESOP cuando pide prudencia para “ver la magnitud de la caída”. 

De acuerdo con Pont, las últimas elecciones europeas pueden ser un medidor bastante fiable de lo que podría perder el partido de Rivera: “Cs tiene una tendencia a la baja que empezó a verse en las europeas. Podría perder unos 20-25 escaños”, reflexiona. No obstante, insiste en que de momento se trabaja con “hipótesis” y no “realidades”. 

Blindar su núcleo duro

En el partido naranja ya están trabajando para correr posiciones o mover candidaturas de manera que pueda preservar a la guardia pretoriana del líder. Si en las pasadas elecciones fue Inés Arrimadas quien abandonó Cataluña para ser la número dos de Rivera, ahora la estrategia abarcará a un número mayor de fieles. 

Otros factores externos --como el anuncio de las sentencias a los líderes del procés en el Tribunal Supremo-- podrán ser determinantes a la hora de movilizar el voto e, incluso, cambiar lo que hasta ahora ha sido una línea roja de Rivera.