Menú Buscar
Jordi Cuixart (Òmnium) y Jordi Sánchez (ANC), el pasado 20 de septiembre, sobre un vehículo de la Guardia Civil, en el cerco a la Consejería de Economía / EFE

Las movilizaciones callejeras desbordan a los convergentes

ERC se apropia de la protesta por el encarcelamiento de 'los Jordis' y enciende a PDeCAT, que critica el llamamiento a sacar dinero de los cajeros y no puede controlar a la CUP

4 min

Hace cinco años, el presidente Artur Mas puso a la Assemblea Nacional Catalana (ANC) a su servicio con la finalidad de darse un baño de masas popular en la Diada. En paralelo, la Generalitat regaba con millones a Òmnium Cultural. Hoy, PDeCAT ha perdido el control de estas entidades, al mando de las movilizaciones callejeras a favor de la independencia de Cataluña.

El llamamiento de ANC y Òmnium a sacar dinero de los cajeros ayer viernes, coincidiendo con el día en que la agencia de calificación Moody’s suele publicar sus informes, ha sido muy contestado en PDeCAT. El acto no tuvo una especial incidencia, pero este amago de corralito ha sido duramente criticado por el consejero de Empresa, Santi Vila, y la coordinadora de PDeCAT, Marta Pascal. Ambos protagonizaron un enfrentamiento en las redes con el director de la Escuela de Administración Pública de Cataluña (EAPC), dependiente de la Generalitat, Agustí Colomines, conocido por su activismo independentista

El cartel de ERC convocando a la manifestación del sábado / TWITTER

Cartel de la manifestación en favor de la liberación de los presidentes de ANC y Òmnium

La radicalidad de ANC (controlada por los convergentes) y Òmnium (ERC) ha ido in crescendo hasta el punto de protagonizar el cerco a la comitiva judicial que, el pasado 20 de septiembre, tuvo lugar ante la sede del Departamento de Economía. Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, presidentes de la ANC y Òmnium, respectivamente, fueron encarcelados el pasado lunes acusados de sedición por esta actuación.

La aparición del logotipo de ERC en un cartel sobre la manifestación convocada para este sábado a favor de la libertad de Sànchez y Cuixart ha irritado a PDeCAT, que acusa a los republicanos de apropiarse de la figura de los Jordis. También en las entidades secesionistas ha sentado mal la rúbrica de los republicanos.

Por otro lado, ERC ha anunciado oficialmente la presencia de su secretaria, Marta Rovira; la secretaria primera de la Mesa del Parlament, Anna Simó, y del diputado Fabián Mohedano, en la Festa dels Súpers, acompañados de sus hijos. Se trata de una celebración infantil organizada por TV3 cuya duración se ha reducido para permitir que los menores puedan acudir a la citada manifestación, prevista a las cinco de la tarde y que se augura masiva, pues tendrá lugar poco después de que el Gobierno, tras un Consejo de Ministros extraordinario, dé detalles sobre la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

En paralelo, la CUP presiona a los convergentes para proclamar la independencia con la amenaza de nuevas "huelgas de país" y "comités de defensa del referéndum" —estos últimos coordinados en todo el territorio catalán—, evidenciando así quien marca el paso al presidente Carles Puigdemont.