Menú Buscar
Los Mossos d'Esquadra forman ante el presidente d ela Generalitat Quim Torra / CG

Un mosso que se olvidó la pistola en un restaurante, escolta de Torra

Sorpresa en el cuerpo policial ante el posible fichaje de este agente de Girona, responsable de una falta grave, y que viaja constantemente a Waterloo para ver a Carles Puigdemont

07.04.2019 11:30 h.
3 min

Poco a poco se van conociendo detalles de la nueva 'guardia pretoriana' de Quim Torra. Esto es, el nuevo equipo de escoltas de los Mossos d'Esquadra creado por el Govern con la finalidad de dar protección al presidente y expresidentes de la Generalitat mediante la recién creada Área de Seguridad Institucional (ASI). A la espera de los nombramientos oficiales, pues actualmente se está el proceso de reclutamiento, se sabe que los candidatos tienen un perfil marcadamente independentista.

Fuentes policiales aseguran a Crónica Global que entre los aspirantes figura un miembro del Área de Recursos Operativos (ARRO) de Girona conocido entre sus compañeros por haberse dejado olvidada su arma reglamentaria en el restaurante Konic de la capital gerundense. Este mosso, explican las mismas fuentes, viaja frecuentemente a Waterloo durante sus días de descanso para ver al expresidente Carles Puigdemont.

Ocurrió hace nueve meses

Nueve meses después de que este candidato a escolta de Torra, miembro de la unidad canina, abandonara la pistola en el establecimiento, todavía no ha sido expedientado, a pesar de que esta conducta está contemplada como falta grave --su despensión de funciones 15 días a 11 meses con posibilidad de perder la plaza-- y que la División de Asuntos Internos de los Mossos fue informado de ello. "Tuvieron que llamar del restaurante para informar de que habían encontrado un arma", comentan miembros del cuerpo policial.

Los Mossos que se incorporararán a esa unidad de escoltas, que en algunos ámbitos policiales es calificada como "policía política", escogidos tras un proceso de selección en el que han participado voluntariamente 148 agentes  --a los que hay que añadir cuatro sargentos que ya habrían sido elegidos-- tendrán unas ventajosas condiciones de empleo, pues trabajarían siete días seguidos, librarían los siete siguientes y cobrarían 400 euros más que sus compañeros. 

Según publica hoy el diario El Mundo, la Consejería de Interior valora nombrar al inspector Marc Caparrós jefe del equipo de escoltas de Quim Torra. Caparrós, que al parecer no esconde su perfil soberanista, estaría reclutando a los miembros de esa unidad. Entre ellos al citado miembro de la ARRO de Girona.