Menú Buscar
Fachada del Palau de la Generalitat de Cataluña / GENCAT

Los médicos privados que atienden a los líderes del ‘procés’ causan polémica

La Comisión de Ética de la Generalitat abrió de oficio un expediente por el fraccionamiento de contratos ‘a dedo’ durante 14 años sucesivos y sin publicidad

26.06.2019 00:00 h.
4 min

Un órgano de la Generalitat encargado de velar por las buenas prácticas cuestiona el fraccionamiento de contratos de servicios médicos de las consejerías, al tiempo que exige una mayor transparencia y motivación en los procesos a dedo. Así lo determina un informe de la Comisión de Ética en la Contratación Pública, en el que se resuelve el expediente abierto a raíz de la contratación de servicios de atención médica con un mismo profesional mediante diversos contratos menores sucesivos y procedimientos negociados sin publicidad.

Esta actuación se abrió de oficio. Y aunque no aprecia conductas sancionables, sí ofrece una serie de recomendaciones para velar por las buenas prácticas. Se da la circunstancia de que ayer, el departamento de Acción Exterior, Relaciones Institucionales y Transparencia aprobó el Plan de Govern Obert 2019-2020, con la finalidad de implementarlo de forma transversal en todas las consejerías como garantía de lucha contra la mala praxis.

Expediente informativo

La Dirección General de Contratación Pública propuso la apertura de un expediente informativo a la citada Comisión, tras tener conocimiento de la existencia de diversos contratos de asistencia médica con la misma persona, en períodos sucesivos en dos departamentos, mediante contratos de adjudicación directa por el procedimiento negociado sin publicidad y por el procedimiento de contratos menores.

Uno de los departamentos lo hizo entre 2008 y 2017, mediante nueve contratos menores y seis contratos mediante el procedimiento negociado sin publicidad. En la otra consejería, se hicieron 10 contratos menores y cuatro mediante el procedimiento negociados sin publicidad, todos ellos por diversos importes entre 2005 y 2019. En 2015, dada la recurrencia de la contratación, se acordó crear una plaza laboral fija en una de las consejerías.

De acuerdo con la legislación aplicable

La Comisión de Ética entiende que estos contratos se hicieron de acuerdo con la legislación aplicable en el momento. No obstante, este órgano recomienda a los órganos de contratación “el cumplimiento, respeto y promoción de los principios de concurrencia, transparencia e igualdad en todos los contratos públicos. Asimismo, y en la medida de lo posible, también recomienda emplear procedimientos abiertos para favorecer la diversificación empresarial”.

Considera que, en los procedimientos de adjudicación sin publicidad “es importante aplicar con diligencia las restricciones legales previstas tales como: evitar la división del objeto contractual, favorecer la concurrencia solicitante tres presupuestos siempre que sea posible, respetar la duración anual de los contratos menores y evitar el uso recurrente de la contratación menor con identidad de objeto y de adjudicatario en un plazo breve de tiempo”. Finalmente, considera que en estos procedimientos “se deben motivar y publicar la motivación de las decisiones, de acuerdo con el principio de transparencia”.