Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Desfile de coches que participan en la concentración en favor del castellano / AEB

Masiva manifestación motorizada en defensa del castellano

Convocados por la Asamblea por una Escuela Bilingüe (AEB), los vehículos recorren el centro de Barcelona en protesta por la ley Celaá en una marcha en la que participan PP, Ciudadanos y Vox

4 min

Decenas de vehículos recorren el centro de Barcelona para defender el uso del castellano como lengua vehicular en la enseñanza. En Tarragona también se ha llevado a cabo una concentración similar.

La concentración ha sido convocada por la Asamblea por una Escuela Bilingüe (AEB) tras la aprobación de la llamada ley Celaá, que blinda el catalán como lengua vehicular en la educación, y la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, que ordena a todos los colegios impartir un mínimo de 25% de clases en castellano.

La presidenta de la AEB, Ana Losada, ha afirmado que desde hace décadas han criticado que la inmersión lingüística "no permite a los niños castellanohablantes estudiar en su lengua materna. No es un sistema que favorezca la cohesión social. Es un sistema que perpetúa la discriminación de los castellanohablantes".

Según Losada, el nacionalismo, "ha conseguido que la ley Celaá suprima el español como vehicular, busca de nuevo dividir y no reunir".

Han asistido a esta comitiva motorizada --cuyo recorrido parte de la plaza Francesc Macià y, tras pasar por avenida Diagonal y paseo de Gràcia concluye en plaza Catalunya--  los dirigentes catalanes de PP (Daniel Serrano), Ciudadanos (Carlos Carrizosa) y Vox (Ignacio Garriga). Las asociaciones Societat Civil Catalana, Impulso Ciudadano, Universitaris per la Convivència y S'ha Acabat! apoyan la movilización que lleva por lema La enseñanza ¡también en español!

"Un abuso"

Carrizosa ha asegurado que la implantación de la Ley Celaá supone un "abuso" para todos los catalanes pues "los alumnos castellanohablantes no pueden estudiar sus primeras palabras en su idioma materno". Esta exclusión "lleva así desde que estaban los gobiernos del PSOE y del PP" desde hace más de 30 años, con la inmersión lingüística.

El presidente de PP de Barcelona, Óscar Martínez, ha criticado al Gobierno por "intentar imponer una ideología, por su sectarismo, por su intento de desterrar los valores del mérito y del esfuerzo de la educación, y por excluir al castellano como lengua vehicular de nuestro sistema educativo”. La diputada en el Congreso de los Diputados, Llanos de Luna, ha recordado que el PP presentó 156 enmiendas a esta ley, “aunque no han llegado ni a dos las que se han tenido en cuenta”.  

Convencido de que logrará representación en las elecciones del 14F, el diputado de Vox en el Congreso por Barcelona, Ignacio Garriga, ha asegurado que su formación garantizará "la educación en español" y exigirá desde el Parlament que se renueven los conciertos educativos. "Se ha acabado el tiempo de seguidismo, de compadreo, de arrodillarse ante el separatismo. Nosotros vamos a ser el verdadero dique de contención", ha añadido.