Menú Buscar
Artur Mas, expresidente de la Generalitat inhabilitado por la consulta del 9N, en la entrevista en Rac1 de este domingo / CG

Mas se ofrece para volver a primera línea... de aquí a un año

El expresidente reivindica el 9N, que organizó en 2014, y critica al independentismo más cortoplacista e irredento

23.02.2019 10:33 h.
4 min

Artur Mas parece no tener tan claro que haya llegado su ocaso político, o eso se desprende en la entrevista que ha concedido hoy al Via Lliure de RAC1."A día de hoy, no. Lo tendré que decidir el 23F del año que viene", ha asegurado el expresident. No obstante, ha matizado que "no quiero y no puedo", puesto que estará inhabilitado por el 9N hasta 2020.

El histórico líder del PDeCAT tampoco se ha sorprendido del posible salto de Inés Arrimadas a la política española. De hecho, se espera que la formación naranja anuncie que la líder del partido en Cataluña sea la número 2 por Barcelona. Mas se ha pronunciado claro: "No me sorprende de alguien que usa la política catalana como un trampolín". 

9N y 1-O

Artur Mas ha reivindicado la consulta del 9N, hoy eclipsada por el 1-O. De hecho, ha considerado que aunque la convocatoria ilegal tiene ese carácter vinculante por parte "de mucha gente del mundo y de muchos catalanes", no tenía reconocimiento de los estados. "Un referéndum como tal no se ha reconocido, no nos lo han reconocido", ha asegurado. 

De hecho, el expresident ha afirmado que aunque la fotografía que dan las convocatorias electorales (contando los procesos electorales del 27S y del 21D, y también las dos consultas ilegales) evidencian que aunque "mucha gente" quiere la independencia, no son suficientes. Y ha asegurado que el proceso participativo que él convocó se asemeja al realizado por Carles Puigdemont: "La diferencia reside en la capacidad de autoorganizarse. En el 9N toda la logística corría a cargo de voluntarios".

Verdades incómodas

Artur Mas también ha hecho autocrítica, puesto que considera que "ha habido gente que se ha pensado que esto sería corto". El histórico líder convergente ha añadido que "algunas declaraciones políticas" habrían ayudado a crear ese imaginario dentro del independentismo, aunque él afirma que siempre dijo que "aunque todo es posible, nada será fácil". 

Preguntado por posibles mentiras al electorado secesionista, él lo niega. Mas considera que no hubo "esa voluntad", puesto que el Govern de Puigdemont quería hacer un resultado que fuera verdaderamente vinculante. Ha apostillado que "para engañar a la gente no te vas a la prisión o al exilio". 

Testigo en el juicio

Artur Mas también se ha referido a su comparecencia como testigo en el juicio del procés. Preguntado sobre qué iba a explicar, el expresidente se ha mostrado rotundo: "Explicaré la verdad. Ni la negaré, ni la exageraré. Esto es una realidad".  Además, conocedor de la situación en el Govern de Carles Puigdemont el día antes del 27-O, ha afirmado que Oriol Junqueras y muchos otros miembros del ejecutivo -entre los que se incluía gente del PDeCAT- estaban en contra de convocar elecciones

Artur Mas tendrá que declarar el 27 de febrero como testigo en el Tribunal Supremo. Ese mismo día también lo harán el expresidente del gobierno español, Mariano Rajoy, y el presidente del Parlament, Roger Torrent.