Menú Buscar
Artur Mas en la rueda de prensa de su adiós al PDeCAT / CG

Mas insiste: Puigdemont está poniendo en riesgo el gobierno de Cataluña

El expresidente del PDeCAT anima a su sucesor a que se olvide de la presidencia

3 min

El expresidente catalán Artur Mas insiste en que el candidato de JxCat, Carles Puigdemont, debe olvidarse de la vuelta al poder y debe dar un paso al lado, como lo dio él en 2015 por las presiones de la CUP. Es más, afirma que, con su postura, Puigdemont pone en peligro "un proyecto avalado por urnas".

En declaraciones a 8TV, Mas se ha mostrado contrario a repetir las elecciones y a favor de formar un gobierno estable. Ha explicado que el 47,5% de los votos logrados por los independentistas el 21D les dan una "mayoría absoluta en el Parlament para mantener su objetivo", pero "hay que aceptar la realidad social", ha puntualizado.

La decisión

En alusión al propósito del candidato Puigdemont de ser investido desde Bruselas ha señalado: "Si te das cuenta de que tu decisión puede lesionar un proyecto que defiendes, es lógico que facilites la continuidad del proyecto, es muy normal que sea así". "La primera prioridad --ha añadido-- es que se queden todos", en alusión a la continuidad en el Govern de los exmiembros que están en Bruselas o en prisión.

Sin embargo, Mas ha agregado que "si se llega a un punto que se pone en peligro el proyecto avalado en las urnas, en una situación final límite, cada uno de ellos debe tomar su decisión". Y Puigdemont debe tomar la suya.

¿Gobernar desde Bruselas?

Reconoce que no hay "tradición" de gobernar Cataluña "desde el extranjero", pero ha subrayado la excepcionalidad de la situación política actual y agregado que el candidato de JxCat busca una "grieta" en esta cuestión. "Yo decidí el último día, cuando se acababa el calendario, porque se habría puesto en riesgo la mayoría soberanista y por eso me fui. Ahora Puigdemont debe tomar sus decisiones y nadie le puede substituir", ha reflexionado.

Ha comparado su decisión de dejar la presidencia del PDeCAT con la de desistir de su investidura, por el rechazo de un sector de la CUP, aunque ha puntualizado que seguirá colaborando en política y ha añadido: "La vida es muy larga, ya veremos".