Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Mark Serra, que aspiraba a ocupar uno de los primeros puestos de JxCat, junto a Carles Puigdemont en 2017 / FACEBOOK

El ultra Mark Serra deja la candidatura de JxCat indignado por su lugar en las listas

El activista da su apoyo a Laura Borràs y Joan Canadell, pero critica con dureza a Damià Calvet y otros exdirigentes del PDECat

Ricard López
4 min

Junts per Catalunya (JxCat) pierde a uno de sus candidatos más radicales y ultranacionalistas para las elecciones autonómicas del próximo 14 de febrero. Se trata de Mark Serra, que este miércoles ha anunciado que deja de formar parte de la lista debido a su malestar por la posición que le ha tocado en la misma: un discreto número 75, cuando en las pasadas primarias fue el vigésimo más votado por la demarcación de Barcelona.

Serra no figurará en la candidatura posconvergente, aunque mantiene inalterable su apoyo a JxCat y, más en concreto, a sus dirigentes más hispanófobos: empezando por la presidenciable Laura Borràs --por quien pide el voto-- y su número dos, Joan Canadell.

Críticas a Calvet y el PDECat

El activista independentista, en cambio, carga con dureza contra el actual conseller de Territorio de la Generalitat, Damià Calvet, a quien acusa de su "veto", y al que vincula como miembro, según él, del "sector" más afín al PDECat. Un partido al que, por cierto, Serra también apoyó en su día.

"Por una parte, nos encontramos a buena gente como Laura Borràs, Joan Canadell, Jaume Alonso Cuevillas, David Torrents y muchos otros y, por otra, una ejecutiva nacional y territorial afín a la vieja PDECat de Damià Calvet, que van contra los nuevos, comenzando por Borràs", sostiene Serra, que se siente víctima de un "pucherazo" tras las primarias posconvergentes.

"¡Fuerza, Laura Borràs! Sé cuánto les ha jodido que ganases las primarias. Y sé cómo les jode que Joan Canadell y todos los nuevos que han entrado les hayan quitado la silla, votados por afiliados", abunda en su perfil de Twitter.

De los pisos turísticos a defender "la antigua vía vasca"

Conocido por su histrionismo, sus insultos y ataques verbales a quienes no comulgan con la idea de una Cataluña independiente, Mark Serra Parés saltó a la primera línea de la actualidad en marzo de 2017 por administrar una docena de pisos turísticos ilegales en Barcelona.

Hiperactivo en sus redes sociales, Serra ha llegado a renegar del pacifismo y a considerar "comprensible" la "antigua vía vasca" este mismo año en Facebook, y en Twitter ha proferido comentarios como este: "¿Hay gente con cojones u ovarios en este país que quiera defender su tierra y echar al invasor? ¿Hay gente que esté por incomodar, provocar, perjudicar y luchar contra España?", llegó a afirmar en uno de ellos.

Mark Serra, defendiendo "la vía vasca" en su perfil de Facebook

Mark Serra, defendiendo "la vía vasca" en su perfil de Facebook el pasado mes de junio

Destacadas en Política